Publicado: 16.04.2015 08:44 |Actualizado: 16.04.2015 08:49

'Vooyeur' saca el
sexo al escenario

La Tropa Produce estrena este jueves en el Teatro Galileo (Madrid) ‘Vooyeur’, un montaje teatral que hará subir la temperatura de la sala, pero también la de los espectadores.

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 15
Comentarios:
Un momento de la obra.

Vooyeur, escrita por Patricia Jordá (también actriz sobre el escenario) y dirigida por Luis Andrés, es un montaje teatral erótico, que no porno.

MADRID.- Un antifaz. Diez preliminares que son como diez mandamientos. Cinco encuentros sexuales. Y una premisa básica: se mira, pero no se toca. El espectáculo puede comenzar. La temperatura, subir. Es Vooyeur, una obra de teatro producida por La Tropa Produce que desembarca este jueves en el Teatro Galileo (Madrid) con el objetivo de calentar al espectador y hacer que su imaginación vuele.



"Se pretenden superar conceptos arcaicos que reducen el encuentro sexual a la genitalidad"

Vooyeur, escrita por Patricia Jordá (también actriz sobre el escenario) y dirigida por Luis Andrés, es un montaje teatral erótico, que no porno, que convierte al espectador en un auténtico mirón. Una pieza en la que cinco encuentros sexuales tienen lugar ante la mirada de un espectador que se refugia en la oscuridad de los espacios, en las sombras, para ver sin ser visto. Su función es solo observar y, quizás, aprender.

Pero Vooyeur no trata solo de sexo. Hay más. Sensualidad, deseo, exploración, pasión, imaginación, timidez, sentimientos… y, también, algo de comicidad. Porque existen situaciones que vistas desde la distancia, aunque esta sea poca, pueden resultar cómicas. Sobre todo cuando es a otro a quien le ocurren. Un auténtico torrente de emociones que acaban canalizándose a través del sexo.

Dicen en su carta de presentación a los medios que "la obra gira en torno a una idea de sexualidad global que trasciende los límites del cuerpo para conquistar el terreno de la imaginación, la creatividad y el juego. Así, se pretenden superar conceptos arcaicos que reducen el encuentro sexual a la genitalidad". A lo que hay que añadir, visto ese último ensayo general en el que pulir aristas antes del estreno de hoy, que siempre sin sobrepasar los límites del buen gusto, porque lo que se ve sobre las tablas es teatro, y no otra cosa.

Cinco encuentros sexuales, cinco escenarios

Un matrimonio que practica cibersexo. Otro que prueba eso de hacer un trío. Otro que juega a ser personas que no son. Una pareja de actores que no pueden refrenar su atracción. El reencuentro del primer amor más de una década después. Cada encuentro, en un escenario distinto. Una oficina, la habitación de un hotel, la casa propia, un camerino o el montacargas. Cualquier lugar es bueno para imaginar y dejarse llevar. Historias con una banda sonora de boleros y gemidos para ir, poco a poco, caldeando el ambiente.

Cada acto conectado entre sí por un mismo catalizador, esa primera mujer que descubrió el sexo y sus posibilidades implicando ahora a quienes han comprado su entrada. El espectador es parte importante. De hecho, es el que da título a la obra. Es cómplice silencioso de esos encuentros para los que, en ocasiones, debe abandonar la comodidad de su butaca dejándose llevar a otro escenario, a la intimidad de un despacho o al frío espacio de un montacargas.

Jordá interpreta a la primera mujer. Esa a la que Dios, un mirón de primer orden, castigó una y otra vez. Autora de la obra, terapeuta sexual y actriz, es la encargada adentrar al mirón en el mundo del voyeurismo. Ese en el que quien quiera podrá adentrarse desde hoy hasta el próximo 31 de mayo en el Teatro Galileo (Madrid).

Una producción protagonizada por Carmen del Conte, Marta Flich, Alda Lozano, Yban Malo, Patricia Jordá, Rodrigo Ramírez, Mario de la Rosa y José Ygarza que corre a cardo de La Tropa Produce, una joven productora fundada por periodistas de cine y teatro que pretende renovar el panorama cultural español apostando por formatos innovadores. Primero fueron el Sing-along (cine musical con las canciones subtituladas) y los ciclos de proyecciones especiales 100x100 cine y ahora el sexo en el teatro.

Etiquetas