Público
Público

Vuelven los Teleñecos (en una exposición)

Una muestra en Nueva York conmemora el 75 aniversario del nacimiento de su creador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Todos los niños que ahora tienen los entrañables Teleñecos de Barrio Sésamo centran una colorida exposición en el Museo de la Imagen en Movimiento de Nueva York, que transportará a más de un visitante a sus años de infancia.

El mundo fantástico de Jim Henson está organizada por el Instituto Smithsonian, un centro de educación e investigación que posee además una serie de museos asociados, en el marco de las celebraciones del que habría sido el 75 aniversario del nacimiento del artista el próximo 24 de septiembre.

'Creo que Henson habría disfrutado mucho con esta exhibición', dijo el jefe de exposiciones del museo, David Schwartz, durante la presentación a la prensa de esta muestra que se abre mañana al público y permanecerá hasta enero de 2012.

La exposición es un homenaje a Jim Henson, creador de los muñecos

A los elogios de Schwartz, que calificó  la muestra de 'colorida, traviesa y elegante', se unió también el director del museo, Carl Goodman para destacar las innovaciones técnicas y los efectos especiales que dieron fama a Henson desde el lanzamiento de la popular serie de televisión infanti hace más de cuatro décadas.

La exposición, que estará abierta hasta el próximo 16 de enero en la recién renovada sede del museo en el barrio de Astoria (Queens),  está situada cerca de los estudios donde todavía hoy se graba Barrio Sésamo. La muestra cuenta con más de 120 objetos entre los que se pueden encontrar dibujos, animaciones, guiones gráficos y material visual, para ilustrar la creatividad sin límite y los innumerables logros del titiritero.

'Es un personaje singular en la historia del entretenimiento cuyo trabajo inspiró a generaciones de artistas creativos', afirmó el presidente de la junta directiva del museo, Herbert Schlosser, al tiempo que destacó que la 'ingenuidad' y las 'habilidades artísticas' de Henson ayudaron a educar y entretener a audiencias de todo el mundo.

Hay una marioneta que destaca por encima de todas: la rana Gustavo. Esta curiosa rana, a la que el autor se refirió como su 'alter ego' ocupa un lugar especial en la exposición dando la bienvenida a los visitantes, que también podrán disfrutar con unas llamativas marionetas de Epi y Blás o de la cerdita Peggy.

La exposición cuenta con el respaldo de los responsables del legado de Jim Henson, cuyo presidente, Craig Shemin, explicó que parte del material exhibido es inédito y que fue localizado en varias cajas durante una mudanza, mientras que una de sus hijas, Cheryl Henson, dijo estar 'encantada' de traer a Nueva York una parte del trabajo de su padre.

Distribuidos a lo largo de un entrañable recorrido por las distintas etapas de la vida de Henson, los visitantes podrán hacerse una idea de la forma de trabajar del titiritero, quien siendo joven dejó su Misisipi natal para afincarse en Nueva York, ciudad en la que trabajó el resto de su vida y en la que falleció hace ya más de dos décadas.

La exposición permite contemplar desde algunos de los primeros dibujos de la etapa universitaria del artista en los años cincuenta, pasando por bocetos de los teleñecos originales ideados a mediados de los sesenta, hasta los recordados personajes de la serie Fraggel Rock, entre los que llama la atención Cantus y Gobo.