Publicado: 06.10.2016 09:22 |Actualizado: 06.10.2016 09:24

Por qué 'Westworld' tiene el cartel de ser la sucesora de 'Juego de Tronos'

HBO estrenó el pasado domingo su nuevo drama, co-creado por Jonathan Nolan y del que todo el mundo habla como la esperanza de la cadena para rellenar el vacío que dejará un día no muy lejano ‘Juego de tronos’. De momento, se presenta con un gran reparto y mezclando elementos del western y la ciencia ficción.

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 3
Comentarios:
'Westworld' es la nueva apuesta de la HBO por la ciencia ficción en un entorno western.

'Westworld' es la nueva apuesta de la HBO por la ciencia ficción en un entorno western.

MADRID.- No sin cierto retraso, pero por fin se ha estrenado Westworld. Al menos en Estados Unidos, donde HBO lanzó el pasado domingo la que todo el mundo coincide en señalar como la gran esperanza de la cadena para encontrar un buque insignia ante el inminente desenlace de Juego de tronos. De ahí que muchos, cuando hablan de la serie creada por Jonathan Nolan y Lisa Joy, la señalen como la ‘sucesora de’.

En realidad a la serie de Benioff y Weiss aún le quedan dos temporadas para tocar a su fin –y siempre existe la posibilidad de un spin off del que muchos hablan y nadie descarta–, pero la cuestión es que parece que existe cierta prisa y nerviosismo por encontrar una ficción que sea capaz de llenar el hueco de Juego de tronos en cuanto a resultados de audiencia y relevancia se refiere. Y la designada ha sido Westworld, una ficción de diez episodios de una hora de duración basada en la película homónima de 1973 escrita y dirigida por Michael Crichton.



La idea original de HBO era lanzar la serie producida por J.J. Abrams a finales de 2015. Los problemas con la producción y un parón para revisar guiones hicieron que se retrasase. ¿Ha merecido la pena? Pues según la crítica estadounidense, depende. Mientras en España habrá que esperar al desembarco de la cadena en nuestro país –aún sin fecha oficial–, en Estados Unidos la crítica se encuentra dividida. En The Hollywood Reporter, hablan de que “Westworld, como serie, es una gran idea como mucha más mitología que la descubierta en un puñado de capítulos –lo cual es positivo–. Es mejor ser difícil que ligera y decepcionantemente resuelta. El reto en Westworld es hace valer la inversión”.

Por su parte, en Variety le echan en cara que tras los cuatro primeros capítulos “quedas profundamente confuso sobre qué quiere ser y qué quiere decir. Las panorámicas de Westworld son vastas, pero su imaginación es restringida”. Mientras que en The Guardian mencionan que se retrata “un mundo complejo y visionario, que no tiene prisas en su historia. Al igual que los robots que vemos en pantalla, sus piezas están meticulosamente puestas".

La acción se centra en un parque temático, Westworld, en el que los protagonistas se dividen en ‘guest’ y ‘host’

En lo que todos parecen estar de acuerdo es la complejidad de la historia y en el potencial del reparto, encabezado por Anthony Hopkins y Ed Harris y que también cuenta con James Mardsen, Rachel Wood y Thandie Newton, quienes han recibido críticas positivas por su trabajo. En cuanto a lo que cuenta, la acción se centra en un parque temático, Westworld, en el que los protagonistas se dividen en ‘guest’ y ‘host’. Los primeros son los turistas que pagan religiosamente los 40.000 dólares por día que cuesta la entrada a esta recreación del Oeste americano. Los segundos son los actores del parque, robots con inteligencia artificial incorporada y un exterior tan conseguido que pueden pasar por humanos.

Un parque temático del Oeste con robots

Es una gran producción, no transcurre en el mundo real aunque se pueden encontrar mucho paralelismos entre ese Oeste prefabricado y la realidad

Una vez en el parque existen ciertas tramas que se entretejen y en las que los visitantes participan según sus deseos, ya sean estos sexuales, violentos, fetichistas o, simplemente, sentirse como un vaquero en el salvaje oeste. La filosofía es algo similar a la de “lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas”, como señalaba Jonathan Nolan en una entrevista en The Hollywood Reporter. La misma en la que se defendía, en cierta manera, de las críticas por el contenido violento y sexual de la serie. “No queremos presentar la serie como moralizante o didáctica. No intentamos decirte qué divierte y qué no. Claramente, nosotros nos hemos divertido haciendo la serie y rodando las escenas de acción igual que nos divertimos viendo otras series violentas en televisión”.

Desde luego, parece que, efectivamente, Westworld ha llegado para suceder a Juego de tronos. Es una gran producción, no transcurre en el mundo real aunque se pueden encontrar mucho paralelismos entre ese Oeste prefabricado y la realidad, ha sido criticada por sus escenas violentas y de sexo, se basa en una historia previamente contada (novelas una y película la otra), tiene un reparto muy nutrido, un universo propio y la audiencia está con ellas. Porque al final lo que importa es que la gente la vea. Ser el mejor estreno en HBO desde True Detective (2014) con 3,3 millones de espectadores si se cuentan todas las opciones de visionado de la cadena es una buena señal. Ahora sólo queda esperar que los datos ser repitan la próxima semana y ver cómo evolucionan. Eso y que se pueda ver en España.