Publicado: 25.11.2011 19:05 |Actualizado: 25.11.2011 19:05

Zarzuela pide que Magneto deje de vestirse como el rey

El personaje de los 'X-Men' podrá llevar un uniforme de gala del monarca en el videojuego 'Ultimate Marvel vs Capcom 3'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los servicios jurídicos de la Casa Real estudian solicitar la retirada de un uniforme militar de gala que usa el rey de 'Ultimate Marvel vs Capcom 3'. Capcom, la compañía desarrolladora del videjuego, lanzará un paquete el 20 de diciembre para poder vestir a Magneto (personaje de los X-Men), con un traje, entre otros, que es idéntico al uniforme de Capitán General de los Ejércitos del Rey.

Por eso Zarzuela estudia dirigirse a Koch Media la distribuidora en España del videojuego, que salió a la venta el pasado 18 de noviembre para Xbox 360 y PlayStation 3, para impedir el "uso indebido" de la figura del rey y de un uniforme del Ejército español.

Asimismo, según explica la Casa Real, se pretende alertar también de que esa imagen podría vulnerar los derechos de autor de la fotografía oficial en la que se ha basado el diseño del traje de Magneto, explican desde Casa Real. Por su parte, fuentes de Koch Media aseguraron que los responsables del desarrollo del juego no han identificado el traje de Magneto como una referencia al rey.

Esta es la segunda ocasión en la que el malo de los X-Men se viste del rey. En 2005 ya aparecieron imágenes de un cómic de Marvel en el que la compañía había imitado una fotografía del monarca. En ese cómic, The Pulse: House of M Special, Magneto, aparecía con el mismo atuendo, postura y el mismo fondo que Juan Carlos en una fotografía oficial.

Zarzuela evitó que se distribuyera un cómic de Marvel con Magneto como el rey 

En esa ocasión, Zarzuela protestó, Marvel pidió disculpas y evitó que el tebeo se distribuyera tanto en EEUU como en España con la imagen inspirada en el monarca. Marvel explicó en un comunicado que sus ilustradores a menudo se valen de gente real como referencia para inspirarse cuando dibujan sus personajes, pero sus ilustraciones pasan siempre una revisión para asegurarse de que no pueden ser interpretados como una persona real.

La compañía reconoció que en aquella ocasión esa revisión no detectó el error en el dibujo del ilustrador Mike Mayhew, pensado inicialmente para que fuera portada. Así, la polémica imagen sólo se utilizó en su página en Internet y en material promocional.