Público
Público

Los zombis que dan risa

'Zombieland','No es tan fácil' y 'Ninja Assassin' son las nuevas propuestas de la cartelera para esta semana de Navidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde Abbott y Costello contra los fantasmas (Charles Barton , 1948), los mitos del terror y el cine cómico suelen formar una buena pareja. Con sus andares torpes, su aspecto grotesco, sus modos brutos y su comportamiento gregario, los zombis de las tres últimas décadas (en tiempos de Jacques Tourneur esto no ocurría) tienen muchas veces más de humorístico que de terrorífico.

Los británicos sacaron buen provecho a la vertiente divertida de los no muertos en la imprescindible y ya de culto Zombies Party (Edgar Wright, 2004). Ahora los norteamericanos contraatacan con Zombieland, donde la tierra del título es ni más ni menos que EEUU, un país arrasado por los muertos vivientes donde un pequeño grupo de supervivientes va a la búsqueda de un último pedazo de territorio ‘limpio'.

Sin apartarse de su esencia de filme de terror y carcajadas, Zombieland se acerca por momentos a la actual comedia juvenil. Su protagonista y narrador, encarnado por Jesse Eisenberg (no por casualidad cabeza de cartel de ‘Adventureland'), da vida a un perfecto geek: atesora suficientes conocimientos y metodología como para haber establecido una serie de reglas (del estilo ‘no te hagas el héroe') que estructuran la película y cuyo cumplimiento garantiza la supervivencia entre tanto zombi, y al mismo tiempo es un tipo bastante inepto en cuestiones sentimentales. Sus flirteos con otra de las supervivientes ocupan una parte, la menos graciosa, del metraje.

El contrapunto lo ofrece el personaje interpretado por Woody Harrelson, actor que siempre borda este tipo de papeles y que aquí se mete en la piel de un redneck amante de las armas y con una obsesión infantil por una marca concreta de chucherías.

Aunque no alcance los momentos sublimes de Zombies Party y desaproveche el potencial que sugiere en sus inicios (los títulos de crédito están entre lo mejor del filme), ‘Zombieland' garantiza una entretenida, sin más, tarde palomitera. La segunda parte ya está en marcha.

Uno de los grandes momentos de Zombieland lo aporta un cameo de lujo. A mitad del metraje, los protagonistas recalan en Beverly Hills, el barrio residencial de Los Ángeles donde viven las estrellas del celuloide, y entran en una mansión donde se encuentran a un actor que se interpreta a sí mismo.

De hecho, al contrario que los cuatro protagonistas del filme, que evitan llamarse por su nombre y utilizan apodos geográficos, la estrella del cine da pie a todo tipo de chistes y situaciones humorísticas sobre su vida y su filmografía real. El hombre que participa en el cameo es lo suficientemente cool como para que su mera aparición provoque carcajadas entre el público (en el pase del festival de Sitges, los espectadores rompieron a aplaudir nada más verle aparecer), aunque al final el filme estira demasiado la situación de contar con una estrella de este calibre. Subrayar lo ‘guay’ que resulta un actor le quita parte del encanto. ¿Aún no saben de quién se trata? Su nombre es Bill Murray (Atrapado en el tiempo, Cazafantasmas, Lost in translation).

Director: Ruben Fleischer Género: acción con zombies

Reparto: Woody Harrelson, Jesse Eisenberg, Emma Stone

Duración: 88 minutos

 

'No es tan fácil'

Inseparable guionista del director Charles Shyer, durante toda su carrera, y muy especialmente en la infravalorada Me gustan los líos (1994), la cineasta estadounidense Nancy Meyers ha demostrado gran inteligencia para adaptar la screwball comedy de toda la vida a los tiempos modernos.

Sin embargo, la propuesta de Meyers no cristalizó hasta que rodó Cuando menos te lo esperas (2003), su tercer filme como directora tras la comedia romántica ¿En qué piensan las mujeres (2000) y el remake para todos los públicos Tu a Boston y yo a California ( 1997 ). La piedra filosofal de su éxito fue simple: huir de los jóvenes efebos y dejar que el peso de la historia recayera sobre una serie de adultos entraditos en años, que viven una segunda juventud a las puertas de la tercera edad. Esa misma fórmula se repite en No es tan fácil, una especie de Historias de Filadelfia (George Cukor, 1940) para la generación viagra.

La posibilidad de que una alegre divorciada (Meryl Streep) invierta las normas sociales y se convierta en la despreocupada amante de su ex marido (Alec Baldwin) es el argumento de este vodevil. Triunfa en parte por Streep, que desde Mamma Mia! (Phyllida Lloyd 2008) parece estar aquejada de un agudo e incontrolable ataque de risa (se diría que en los últimos tiempos ha descubierto el popper o las bolas chinas), pero sobre todo por Baldwin.

Desde que el ex marido de Kim Bassinger, con la que mantiene una dura pugna legal, decidiera parodiar su imagen pública en sus películas, su capacidad interpretativa es excelente. Reconvertido en un macho caduco y posesivo, patético en su intento de no permitir que la decadencia se instale en su libido, míster Baldwin se maneja a las mil maravillas.

Lástima que Meyers, no lleve la defensa de la pasión tardía hasta sus últimas consecuencias: 'Date la vuelta', le espeta Streep a Baldwin tras un encontronazo amoroso. Se ve que para Meyers la arruga es bella, pero no tanto…

Baldwin ha afirmado que deja la interpretación en 2012, cuando termina su contrato en la exitosa serie Rockefeller Plaza. Considera que su carrera en el cine no ha sido tan triunfal como pensaba y quiere hacer otras cosas en la vida. Veremos si la reciente nominación a los Globos de Oro y la más que probable al Oscar le hacen recapacitar. En caso contrario, sería una pena. Pocos actores rayan a su misma altura en estos momentos.

Director: Nancy Meyers

Género: comedia

Reparto: Meryl Streep, Alec Baldwin

Duración: 118 minutos

 

'Ninja Assassin'

Ninja Assassin puede considerarse una delicia capaz de aglutinar en una misma cinta gore y artes marciales. No es tarea sencilla si tenemos en cuenta que el kung fu es de por sí hiperbólico. The Crippled Masters (Joe Law, 1979), con un luchador sin brazos y otro sin piernas, coqueteó antes con la escatología de un modo sublime, pero no llegaba al surtidor continuo de sangre de Ninja... . El único referente válido de semejante nivel de eritrocitos sería ese macabro subgénero del manga conocido como Muzan-e, aunque Ninja... carezca de la perversión de este. Pura serie B con presupuesto de cine A.

McTeigue es el ojito derecho de los hermanos Wachowski. Fue el encargado de llevar a buen puerto su producción ‘V de Vendetta’ (2005). Aquí demuestra lo que entonces sospechábamos: el guión es lo de menos para él. Entiende el cine como una sucesión de coreografías impactantes. Un estilo al que se pueden poner infinidad de objeciones pero que, a fin de cuentas, es el suyo.

Director: James McTeigue

Género: acción

Reparto: Sung Kang, Rain, Naomie Harris

Duración: 99 minutos