Público
Público

Zoom sobre un país en construcción

Una exposición reúne por primera vez lo más importante del arte de vanguardia polaco de entreguerras.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Uno de los primeros museos de arte contemporáneo del mundo abrió sus puertas en Polonia en febrero de 1931, apenas año y medio después de la inauguración del Moma neoyorkino. El museo de Lódz se inauguró gracias a importantes donaciones de la activa vanguardia polaca de entreguerras y sus mejores piezas, junto a las de otras colecciones públicas y privadas de aquel país, se muestran por primera vez reunidas en España: Un mundo construido. Polonia 1918-1939, se inauguró ayer en el Círculo de Bellas Artes deMadrid.

La muestra reúne cuadros, dibujos, fotografías, películas, poemas y fotomontajes que muestran el proyecto integral del constructivismo polaco: desde el pintor Wladyslaw Strzeminksi y su mujer, la escultora Kataryna Kobro, muy cercanos a Malevich, a algunos números de la revista Blok. 'Pensábamos que había que presentar estas vanguardias de entreguerras y que había que hacerlo con la capacidad y la voluntad integradora de aquellos artistas', explicó Juan Manuel Bonet, que ha comisariado la exposición junto a su esposa Monika Poliwka.

Casi tan importante como las piezas, que reflejan los dos grandes espejos donde se miraban entonces los artistas polacos, el constructivismo ruso y el París de los ismos, resulta el contexto histórico para captar el interés de la exposición. Polonia acababa de recobrar su independencia y sus artistas se lanzaban a la búsqueda de un horizonte más 'alegre y abierto', en palabras de Juan Barja, el director del CBA. Polonia, que fue uno de los centros del hervidero europeo de entreguerras, sirve aquí también como campo de estudio de una época 'sobre la que tenemos enormes agujeros negros' en España, precisó Barja. La muestra podrá verse hasta el próximo 15 de mayo en la Sala Picasso del Círculo de Bellas Artes.