Público
Público

60 millones de chinos siguen el Real Madrid - Osasuna

Lo asegura Beijing TV, que retransmitió el encuentro disputado a las 12:00 en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unos 60 millones de chinos, según los cálculos del canal emisor, Beijing TV, siguieron este domingo el partido entre el Real Madrid y el Osasuna, disputado a las 12.00 horas locales y que terminó con victoria madridista por 7-1.

La afición futbolística de China acogió de buen grado el hecho de que el Real Madrid-Osasuna se disputara al mediodía en España (19.00 horas en China) y la emisión en abierto por el canal deportivo de Beijing TV tuvo un alto seguimiento estimado, dato que respalda el objetivo de la Liga BBVA de vender el producto en los mercados asiáticos.

La victoria por 7-1 de los de Jose Mourinho frente a Osasuna se pudo ver en abierto a pesar de que el canal de deportes de la televisión nacional (CCTV 5) decidió no retransmitirlo, algo que sí hizo el canal de la capital, donde los locales dedicados a emisiones deportivas estuvieron abarrotados de aficionados locales y foráneos para disfrutar del primer partido de esta temporada retransmitido en este horario.

'Ójala se repita este horario para ver a al Barcelona contra ellos' Li Wangjin, aficionado de 40 años, era uno de los presentes en un bar irlandés del centro de Pekín, donde aficionados con la camiseta del Real Madrid se mezclaban con curiosos y algunos aficionados ingleses, habituados a ver los partidos de la Premier en China gracias a los horarios del campeonato inglés.

'Soy aficionado del Manchester United y del Barcelona pero me gusta ver jugar al Real Madrid. Tiene mucha potencia y una forma de jugar directa. Ójala se repita este horario para ver a mi equipo (Barcelona) contra ellos', aseguró Li, quien además aseguró que el fútbol chino alcanzará este nivel 'en 100 ó 200 años'.

A pesar de la controversia surgida en España por ver al Real Madrid en horario matinal, lo cierto es que esta es la única manera de que los partidos se vean en Asia, donde ligas como la italiana y la inglesa tienen un gran seguimiento y donde la española, a pesar de contar con un gran número de aficionados, pierde peso por la falta de emisiones en directo a horarios convenientes.

El compromiso de la Liga BBVA con China les ha llevado a abrir una oficina en Pekín para canalizar las iniciativas de fomento de la liga española pero el trabajo, según reconocen, 'supondrá un gran esfuerzo'.

De momento y, a juzgar por las cifras, sólo el hecho de que Real Madrid o Barcelona jueguen a las 12:00 hará que las televisiones chinas y los aficionados se interesen más por el fútbol español y lo siga en mayor medida, circunstancia que abriría un mercado potencial amplio en un país que busca desde las instituciones una profesionalización del fútbol y que tiene en Europa varios modelos a seguir.