Público
Público

Un abogado en distinto equipo

Los jugadores están defendidos por el mismo letrado que defendió a la patronal de la NFL ante las demandas de los profesionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Es el Tiger Woods de la profesión'. 'Es el mejor abogado que he visto nunca'. 'Tiene la mente de un jugador de ajedrez, después de tomar una decisión sabe cuáles serán los 15 movimientos siguientes y en medio de esa secuencia todavía es capaz de discernir si es necesario hacer un cambio de estrategia'. El sindicato de jugadores de la NBA ha puesto sus asuntos en manos de este fuera de serie de los juzgados. Su nombre es David Boies y presenta a priori todos los ingredientes para que la HBO ruede en el futuro un biopic sobre su vida.

Ha defendido a IBM o derro-tado a Microsoft, pero lo más paradójico es que hace unos meses defendió una causa similar en la NFL, la liga de fútbol americano, pero en aquella ocasión trabajaba para la patronal y no para los sindicatos. En aquel caso tenía como contrincante a Jeffrey Kessler, que ahora está en su bando en el litigio sobre el cierre patronal de la NBA. El señor Boies es un especialista en asuntos de monopolio, da igual para quién de los dos litigantes tenga que trabajar. 'A veces la razón la tiene el demandante y otras el demandado. La ley siempre es la misma, pero en función de cómo se aplique y de qué hechos se trate su aplicación varía'. Así justifica el prestigioso letrado el cambio de bando.

David Boies ha defendido a IBMy derrotadoa Microsoft

El sindicato de jugadores tiene, por tanto, bien cubiertas las espaldas. De momento, la organización está disuelta por el método de Disclaimer of interest y se ha presentado una demanda antimonopolio contra la NBA. Esta estrategia de la pareja de abogados tiene el objetivo de que un tribunal ordene la reapertura de la liga y el bloqueo de la misma; de no ser así se estarían poniendo las bases para que los jugadores reciban una compensación económica derivada de la suspensión de la competición.

Da la sensación de que se ha dado la vuelta a la tortilla y lo que parecía hace unos días un ultimátum de David Stern, comisionado de la NBA, es ahora una presión por parte de los jugadores para alcanzar un acuerdo satisfactorio. Mientras todo este proceso se formaliza pueden mantener nuevas reuniones en busca de un acuerdo, que ahora mismo parece poco probable. Por las declaraciones de unos y otros, en lo único que hay unanimidad es que la temporada 2011-12 del baloncesto profesional estadounidense corre grave peligro de suspensión definitiva.

Comienza un segundo goteo de llegada de jugadores a Europa

A medida que pasan los días, el goteo de jugadores que optan por emigrar hacia el baloncesto FIBA mientras la situación se desbloquea es continuo. Andrés Nocioni (Sixers) ya ha decidido regresar a Argentina y jugar en el Peñarol de Mar del Plata.Omar Casspi, de Cleveland, está a un paso del Maccabi de Tel Aviv. Los rumores de la llegada a Europa de las grandes estrellas como Kevin Durant, al que se vincula con el Valencia o Panathinaikos, ya son incesantes.