Público
Público

En abril, clásicos mil

Barcelona y Real Madrid se podrían medir hasta cuatro veces en abril (el 16 en Liga, el 20 en la final de Copa, y puede que en cuartos de Champions)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La final de la Copa del Rey vuelve a enfrentar, 21 años después, al Barcelona y al Real Madrid. El clásico del fútbol español se traslada al torneo copero y ni más ni menos que en su finalísima, con el título en juego. Los equipos que reúnen a los mejores jugadores del mundo, que paralizan al planeta cada vez que se enfrentan, disputarán su sexta final copera el 20 de abril. Todo un espectáculo.

La historia copera favorece al Barça, que ha ganado 3 finales y el Real Madrid 2. Y en Liga, el conjunto azulgrana ha ganado los últimos cinco partidos en los que se ha enfrentado a su máximo rival. Hay que remontarse a la temporada 2007/08 para encontrar las dos últimas victorias madridistas.

Por casualidades del calendario la cita copera tendrá lugar tan solo tres o cuatro días después de que el Real Madrid reciba al Barcelona en el Santiago Bernabéu en la jornada 32 de Liga, a tan solo siete del final de temporada. A día de hoy, el Barça aventaja en la clasificación a los blancos en siete puntos, pero para esa jornada podría darse que ambos se jugaran tres puntos vitales para el devenir del campeonato liguero. 

Barcelona y Real Madrid podrían enfrentarse hasta cuatro veces en abril

La afición está deseosa de ver enfrentados al equipo de Guardiola y al de Mourinho, pero que coincidan en la misma semana dos finales, una de Liga y otra de Copa, puede llegar a ser contraproducente. El técnico portugués ya se quejó de la fecha anoche en la rueda de prensa posterior al partido contra el Sevilla: 'La final a mitad de abril es extraña porque aquí nos estaremos jugando la Liga y la Champions si pasamos, como el Barça. Y los demás equipos de Europa no'.

Pero por si fuera poco, en ese mismo mes de abril se disputa la eliminatoria entera de cuartos de final de la Liga de Campeones (5-6 la ida, 12-13 la vuelta) y la ida de las semifinales (26-27).

Podría darse que tanto Barça como Real Madrid eliminasen en octavos a Arsenal y Olympique de Lyon respectivamente y el bombo deparara un cruce entre ambos en cuartos de final. De ser así, podrían llegar a disputarse tres clásicos en un intervalo de tres o cuatro días entre uno y otro. O también podría pasar que acabaran midiéndose en las semifinales de Champions la semana después de haber disputado la final copera.

De momento, la Federación Española de Fútbol no ha recibido ninguna comunicación ni del Real Madrid ni del Barcelona para estudiar un cambio en la fecha de la final de Copa. Sin embargo, el día 11 de febrero está prevista una reunión en la que se abordarán diversos aspectos, como el estadio donde se disputará -Mestalla es el favorito-, y en la que podría tratarse también retrasar a mayo o junio dicha final.