Público
Público

El 'abuelo' Faubel gana en el desempate

Mismo tiempo que Johan Zarco. Márquez firma otra victoria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pasear por la parrilla de 125 con 27 años es para considerarse casi el abuelo de algunos de esos jóvenes prodigios que saltan de la adolescencia al Mundial. Es el caso de Héctor Faubel, que ha bajado a la tercera categoría en busca de un impulso en su carrera. Hacía cuatro años que no pisaba el escalón más alto del podio. Su reputación le colocaba como uno de los favoritos para el título antes de que comenzara la temporada, pero no ha encontrado la simbiosis idónea con su moto. Su equipo le ha mimado. Le ha bombardeado con mensajes positivos, alentadores. Era cuestión de que el piloto volviera a confiar en todo su potencia.

En Alemania ha dejado atrás los problemas y celebró el triunfo en un desenlace con un suspense como nunca. Entró enganchado a Johan Zarco en la última recta. El crono primero le dio el triunfo, luego cambió al francés. No tardó en ondear la bandera tricolor y festejar una victoria que ya le birló la dirección de carrera en Montmeló por una maniobra ilegal ante Nico Terol.Otra vez el galo se llevó el chasco gordo puesto que después de analizar la llegada en vídeo finish la organización declaró que la carrera estaba empatada. La igualdad en motociclismo se rompe teniendo en cuenta la vuelta rápida en carrera. Ahí tenía ventaja el valenciano que pudo celebrar, por fin, un día grande.

Mucho antes del desenlace, la carrera fue un carrusel. Faubel, Viñales, Terol, Vázquez y Gadea llegaron a estar en cabeza en algún momento. Y es que a mitad de prueba, hasta nueve pilotos marchaban en fila india en un baile interminable de adelantamientos. Maverick fue el que lo tuvo más complicado por su mala salida. Llegó a estar décimo a pesar de salir desde la pole. Tampoco fue una carrera fácil para Nico Terol. Su mano herida no ha respondido bien a un recorrido tan ratonero como el Sachsenring. Aguantó el tipo en el grupo hasta que ya no pudo más y quedó fuera de la lucha por el podio.

Viñales, Zarco y Faubel se despegaron de los rivales y se rifaron los puestos de honor. El francés fue el que más arriesgó en la última vuelta, pero sólo pudo encontrar ese empate traicionero.

'Vuestro piloto español va muy rápido', decía Stefan Bradl nada más terminar la carrera delante de sus miles de seguidores. El alemán no pudo superar el empujón de Marc Márquez en el circuito de casa a pesar del empuje de sus compatriotas. Un adelantamiento mágico del español en una curva en bajada dejó clavado al líder de Moto 2.

Son ya tres victorias consecutivas en la nueva categoría y a falta de ocho carreras está a 47 puntos de Bradl. El catalán domina ya al dedillo su nueva máquina. Tanto que el murmullo sobre la posibilidad de saltar sin más espera a Moto GP la próxima temporada empieza a extenderse por el paddock.

La alegría de Márquez contrasta con la decepción de Julián Simón. La adrenalina de las carreras le duró una curva. Otra vez su moto se fue por los suelos, aunque esta vez no hubo daño. Más grave fue el accidente de Aleix Espargaró.