Público
Público

Otro acelerón decisivo

35 títulos mundiales (el 125 cc también será español) refuerzan al motociclismo como uno de los deportes bandera del país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Diez del diez del diez. La fecha de ayer fue una metáfora del nivel del motociclismo español. Un día para la perfección. Un día para la historia del deporte, para establecer comparaciones.

¿Cuál es el deporte español de más éxito? ¿Existe alguna especialidad deportiva que se pueda relacionar de forma inmediata con España a lo largo de la historia, como el fútbol con Brasil, el rugby en Nueva Zelanda, el atletismo en Kenia o el baloncesto en Estados Unidos? ¿Es el motociclismo el deporte español de más éxito? Desde luego, es uno de ellos, como muestra el análisis de la historia deportiva.

Los pilotos españoles compiten con los tenistas en el número y la calidad de los triunfos conseguidos. Los dos títulos mundiales rubricados ayer por Lorenzo y Elías sirven para afianzar a las motos como uno de los deportes bandera de este país. Y falta otro título más. Aunque no está definido aún el nombre del ganador (Márquez, Terolo Espargaró) desde ayer sí es seguro que 125 cc será también español.

Los pilotos españoles suman 34 títulos mundiales (35 con el de 125) ya en toda la historia. Desde el primero que ganó Ángel Nieto en 1969, en la ya desaparecida categoría de 50 cc, el motociclismo español ha subido al podio de forma continuada con un sólo paréntesis que ahora se antoja muy prolongado: la década de los noventa. Entre 1990 y 1998 el motociclismo español estuvo seco de títulos.

Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte, ha definido 2010 como 'el año mágico del motociclismo', que 'se une a lo que está siendo el deporte español' además de asegurar que el nivel de los motociclistas españoles es 'extraordinario' y que este año 'va a pasar a la historia'.

La realidad, sin embargo, presenta dos caras opuestas. El motociclismo vive un momento paradójico en España. Mientras los triunfos crecen en todas las modalidades, las licencias caen en picado. El año pasado el deporte de las motos fue el que registró la mayor caída de deportistas federados en España junto al piragüismo y el boxeo. Actualmente hay registradas 17.000 licencias de motociclismo. El año pasado cayeron un 13%. En la grada, eso sí, no pierde su tirón.

La cantidad de títulos mundiales de la que puede presumir el motociclismo español queda suavizada, eso sí, por la evidencia de que sólo dos(Crivillé, en 1999, y Lorenzo, ayer) han sido conquistados en la máxima categoría. En Moto2 o 250 cc, España luce siete títulos. Y en la última categoría (125, 80 o 50 cc), 25.

Por ahí, otros deportes, como el tenis, podrían reivindicar mayor nivel de éxitos en el escalafón español. Todo es relativo, porque son disciplinas y competiciones muy distintas, modalidades individuales o de equipo, y por tanto muy complicadas de comparar. Lo seguro es que el peso de las motos se notan en las vitrinas.