Publicado: 21.05.2015 13:34 |Actualizado: 21.05.2015 13:34

Adebayor confiesa en Facebook que pensó
en el suicidio por la extorsión de su familia 

El exdelantero del Real Madrid relata, entre muchos episodios traumáticos, que una vez le amenazaron poniéndole un cuchillo en el cuello mientras dormía la siesta. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Adebayor (izquierda), junto a su hermano Kola, en su etapa como jugador del Mónaco.

Adebayor (izquierda), junto a su hermano Kola, en su etapa como jugador del Mónaco.

MADRID.- La vida del futbolista Manuel Adebayor dista mucho de la imagen idílica que se puede tener de un jugador que ha disfrutado en varios de los mejores clubes de Europa. El delantero togolés del Tottenham, que militó durante media temporada en el Real Madrid, ha decidido expresar por escrito la traumática relación que ha tenido con sus tres hermanos.

Desde el pasado 4 de mayo, y animado por su amigo Didier Drogba, 'Manolito' ha publicado en su cuenta de la red social Facebook una serie de relatos estremecedores donde describe el drama que tuvo que soportar durante años debido a las dificultades económicas de su familia y la conflictividad de sus hermanos. Pese a todos los episodios de violencia y tensión, Adebayor siempre perdonó los desmanes de sus hermanos porque "la familia es lo primero".



El testimonio que más pavor provoca es aquel en el que narra cómo sus hermanos mayores Kola y Peter le despertaron en plena siesta amenanzándole con un cuchillo en el cuello.  Fue cuando empezó su carrera futbolística en Francia, primero en el Metz y luego en el Mónaco. Él pagaba los billetes de avión a sus hermanos para que le visitaran pero ellos querían más. Le reclamaban dinero para montar un negocio de coches, hasta tal punto que llegaron al episodio descrito. "¡Nos están haciendo perder el tiempo!", le espetaron con la hoja fría del acero en su garganta. Él, harto de las amenazas, les replicó: "¿Esta es la única manera de solucionar vuestros problemas? Matadme y llevaos el dinero".

Pasaron los años y Adebayor siempre guardó esa traumática experiencia en su interior. Además, su padre y Peter fallecieron y tanto Kola como su hermano pequeño Rotimi le acusaban de ser el culpable de las muertes. Él se defiende asegurando que siempre ayudó a sus hermanos en todo lo que pudo. 

"Decían que la tienda que abrí para él no era lo suficientemente buena. Me decían que mi carrera iba a quedar en ruinas. Hice todo lo que estaba en mi mano por Peter, lo llevé a Metz y a Mónaco conmigo. ¿Qué hizo Kola por Peter? Nada. Ni siquiera apareció en su funeral a pesar del dinero que le mandé para el viaje de vuelta", publica.

Una losa cada vez mayor en la autoestima del delantero. La depresión se asomó a su vida y él comenzó a ver en el suicidio una salida a todo ese tormento. Varias veces quiso quitarse la vida y fue su hermana Iyabo la que le persuadió para seguir viviendo. Gracias a ella hoy Adebayor ha podido expresar toda su amargura y compartirla con sus seguidores, porque "al final, lo verdaderamente importante en esta vida es que puedas resurgir".

Adebayor con uno de sus hermanos.

Rotimi también quiso aprovecharse de los beneficios que suponía tener un hermano futbolista y Adebayor le acusa de robarle algunos de sus recuerdos más preciados de su casa en Lomé, como camisetas que tenía firmadas de Zinedine Zidane o del fallecido Marc-Vivien Foé. Rotimi también fue expulsado de una academia de fútbol en la que le metió Emmanuel por robar "21 teléfonos móviles" y la "PSP del hijo de Songo'o". Y se volvió de Dubai, donde había iniciado su carrera futbolística, porque "no podía salir de fiesta, beber ni besar a chicas en público".

Adebayor, más allá de las amenazas familiares y de los intentos de suicidio, también estuvo cerca de la muerte en enero del año 2010, cuando el autobús en el que viajaba junto a sus compañeros de la selección de Togo durante la Copa de África. El asalto se saldó con tres miembros de la expedición fallecidos. Un episodio más en la traumática vida de Emmanuel.