Publicado: 30.07.2014 18:37 |Actualizado: 30.07.2014 18:37

Agresión de Keita a Pepe en el segundo tropiezo del Real Madrid en pretemporada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El encuentro amistoso que enfrentó a el AC Roma y al Real Madrid en Dallas, con motivo de la Guinness International Champions Cup, empezó con hostilidades. El centrocampista maliense de la Roma, Seydou Keita, negó el saludo a Pepe, central del conjunto merengue, y luego le arrojó una botella con agua cuando los jugadores de ambos equipos se estrechaban las manos antes de que diese comienzo el choque en el Cotton Bowl Stadium.

Los futbolistas de ambos equipos, junto con el árbitro estadounidense Drew Fisher, tuvieron que intervenir para calmar los ánimos. El ex futbolista del Barcelona, Sevilla y Valencia explicó a través de una red social que el defensa madridista le escupió antes de que le arrojase una botella. Además, recordó que "Pepe me llamó mono en un Madrid-Barça", apuntó Keita sobre su negativa a estrechar la mano con el central del Real Madrid esta madrugada en Dallas.

"Él me escupe y después le lanzo la botella", explicó. Keita y Pepe tienen un historial de roces dentro del campo desde que ambos se enfrentaron en los clásicos Real Madrid-Barcelona. Pese a la motivación de su reacción, el centrocampista de la Roma mostró su arrepentimiento: "Lo siento por mi actitud".

En el aspecto meramente futbolístico, la Roma venció por 0-1 al Real Madrid en el torneo de la Guinness International Champions Cup, impidiendo que los blancos opten a revalidar el título de campeón conseguido la temporada pasdada. El único gol del partido fue marcado al filo de la hora de partid, en una buena combinación de la delantera romana culminada por el incombustible Fracesco Totti, quien a sus 37 años afronta su vigesimotercera temporada en las filas romanas.

El Madrid, que jugó el segundo partido de pretemporada en su gira por Estados Unidos, volvió a mostrar poco poder ofensivo, y cosechó de nuevo la derrota, como le sucedió ante el Inter de Milán en la serie de penaltis tras acabar el tiempo reglamentario con empate. La primera parte fue de dominio blanco, que movió bien el balón en el centro del campo con la presencia de Xabi Alonso y el croata Luka Modric, que ayudó a Asier Illarramendi y permitió al escocés Gareth Bale y a Lucas Vázquez tener las más claras oportunidades de conseguir inaugurar el marcador. Pero los goles cayeron del lado italiano y los blancos cerraron su segundo encuentro preparatorio sin lograr la victoria.