Público
Público

"¿Aguirre dónde está Agüero?"

El once del técnico no gustó a la grada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Yo siempre salgo a ganar'. La rotunda frase pronunciada por Javier Aguirre en la víspera, que ya entonces desató alguna sonrisa de los asistentes, quedó puesta en entredicho a las pocas horas. O eso pensaron los casi 3.000 aficionados rojiblancos que acompañaron a su equipo en Anfield y que reprocharon airadamente a su entrenador su conservadora alineación. '¿Dónde está Agüero, Aguirre dónde está Agüero?', gritó la grada en cuanto los madrileños salieron a calentar sin su máxima estrella en el equipo titular.

Aguirre decidió dotar de un futbolista más al centro del campo (Raúl García) y sentar al Kun, con el que ya ha dejado de contar en tres de los últimos cuatro partidos con la coartada del descanso. El mexicano, que no pudo sentarse en el banquillo ya que arrastra una sanción de dos partidos, presenció el encuentro en el palco entre Clemente Villaverde, el gerente, y Óscar Gil, consejero. Y desde allí escuchó el enfado de la hinchada española, que llegó a su punto más comprometido justo antes del gol de Maxi. 'Aguirre, vete a la mierda, Aguirre, vete a la mierda', gritaban los rojiblancos ante el mal partido por entonces de los suyos.

Tras el gol, los madrileños silenciaron Anfield al son del himno del Atlético. Aguirre respiró tranquilo hasta el descanso. Le tocó sufrir más en la segunda mitad, ante el acoso agobiante del cuadro local. Y decidió calmar a sus seguidores a los 70 minutos, cuando al fin sacó al Kun al campo. Aunque por el otro punta, Forlán. Seis minutos antes del tiempo reglamentario, el preparador abandonó el palco rumbo a los vestuarios. No vio en su asiento la jugada polémica del penalti que dejó en empate el partido.

La jugada decisiva, el choque entre Pernía y Gerrard que desmontó la teoría de la deportividad de los jugadores ingleses, el chapuzón del capitán del Liverpool que el árbitro interpretó como penalti, también indignó a la festiva afición colchonera. Y a sus jugadores.

Maxi Rodríguez, el autor del tanto visitante, mostró su enfado al concluir el choque: 'Da mucha rabia, mucha bronca, que todo el trabajo de la semana, todo un partido tan preparado, se vaya al garete por una equivocación arbitral. El equipo estaba muy bien parado y al final esa jugada nos ha impedido no salir con el triunfo de Anfield'.