Público
Público

"Ahora me ven todas"

Cesc relaciona su racha goleadora con la visión de los centrocampistas del Barça y La Roja.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cinco goles en cinco partidos. Salvo el de rechace tras el penalti que le detuvo Bravo, todos llegando desde la segunda línea. La interpretación de esos desmarques para pisar área y marcar la perfeccionó con Wenger en el Arsenal. 'A Arsene [Wenger] le gusta mucho la llegada desde la segunda línea, pero aquí me ven todas las que intento y allí no tanto', reconoce el centrocampista, que lleva un promedio de un gol por partido. Cesc no pretende menospreciar a los medios del Arsenal, pero tampoco esconde la realidad que vive ahora su fútbol. Y esta es que ahora juega al lado de Xavi, de Iniesta, de Thiago en el Barça y también de Silva o Xabi Alonso en la selección. En estos días de felicidad que vive tras su fichaje por el Barça,le tiene cautivado Iniesta: 'Es un jugador diferente y especial que nos mejora a todos. Hay que aprovecharlo. Está en una edad idónea para tirar del carro. Es increíble estar con él en el Barça y la selección'.

El fichaje de Cesc por el Barça no sólo tenía que ver con el juego de toque o con su crianza en el juego de posición que se instauró en La Masia con la llegada de Cruyff. También con esa capacidad de romper las defensas con esos desmarques al espacio libre generados por los movimientos de despiste de los delanteros. Del Bosque también aprecia esa cualidad: 'No es fácil que un centrocampista tenga esa llegada y Cesc, además es muy seguro ante los porteros cuando tiene que definir por la técnica que atesora. Intentamos aprovecharnos de ello porque hay que intentar potenciar las cualidades de cada jugador y que las muestren. Es muy completo, pero sin duda la llegada es uno de sus puntos fuertes'.

Del Bosque ya había comentado a los jugadores tras el encuentro ante Chile su descontento con la fragilidad defensiva que persigue a la selección en los últimos tiempos. Ayer volvió a recordárselo. Fueron diez minutos de charla en la que el salmantino dio un toque de atención a los suyos por esos errores que propiciaron los dos goles de Chile. El técnico pidió al grupo que no se relaje de cara al a priori fácil choque ante Liechtenstein y trató de enmendar las grietas defensivas. Estos fallos en defensa y las dificultades para sacar el balón ante la presión de Chile son los dos puntos que más le disgustaron y en ellos hizo hincapié el seleccionador.

Por lo que se vio ayer en el entrenamiento, Del Bosque piensa en una nueva pareja de centrales. Imitará a Guardiola y colocará a Busquets, en vez de a Javi Martínez, junto a Albiol. 'El míster tiene suficiente experiencia para saber cómo cubrir las bajas. Una defensa necesita continuidad y ante Chile era la primera vez que juegan juntos. Javi Martínez no es central, pero cumple bien y hay jugadores para hacerlo en esa posición. Tiraremos adelante con lo que tengamos', recalcó Cesc. También fue preguntado el de Arenys por si esa debilidad defensiva de La Roja tenía que ver con la ausencia de Puyol y Piqué: 'Son dos grandes defensores y cuando no los tienes en el equipo se nota. También nos ha pasado en el Barça, donde les echamos de menos. Pero hay grandes jugadores que pueden hacerlo bien'.

Cesc considera que no hay que eludir el problema defensivo, pero tampoco centrarlo en la ausencia de la pareja de centrales del Barça: 'No hay que buscar excusas. Somos campeones del mundo por tener variantes, no estamos aquí por dos defensores, sino por todo el equipo. Piqué y Puyol son fundamentales, pero con otros jugadores podemos hacer grandes cosas'.