Público
Público

El alerón flexible que voló

Una revista alemana insinúa que Ferrari ha copiado una pieza que extravió Red Bull en el GP de Italia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La F1 nunca duerme. Ni calla. En pleno Mundial o en pretemporada, con los títulos decididos o con pilotos y escuderías jugándoselo todo en cada curva, la polémica sobrevuela un deporte que no sabe vivir en paz. El foco de las últimas grescas se sitúa en torno al apabullante dominio exhibido por Red Bull en el presente campeonato. Tras la famosa batalla del difusor soplado sistema que aprovecha los gases del motor, incluso en frenada, para mejorar la aerodinámica de la parte trasera del bólido, el culebrón amenaza con trasladarse a la otra punta del coche, la zona delantera. Concretamente, al novedoso alerón que, de cara al año que viene, probó Massa en el GP de India celebrado el pasado fin de semana.

Así, la revista alemana Auto Motor und Sport publicó ayer una grave insinuación: 'La pregunta que surge es por qué Ferrari ha descifrado el misterio de las alas de Red Bull. Cuando Mark Webber chocó con Felipe Massa en la chicane de Monza, perdió una parte de su alerón delantero. Esa pieza nunca fue encontrada. Un chico malo pensaría que esa pieza aterrizó en Maranello (sede de la escudería italiana)'.

El apabullante dominio del equipo energético es foco de eterna polémica

La publicación germana se refiere a un incidente ocurrido tras la salida, cuando el australiano y el brasileño coli-sionaron apenas iniciada la prueba, en la primera curva y el RB7, sin morro, acabó retirándose. Al parecer, la preciada pieza aerodinámica quedó tirada en el circuito y Red Bull nunca supo más de ella.

Se trata de un alerón flexible. Es decir, en movimiento sus extremos se doblan, adaptándose a cada zona de los diferentes circuitos y proporcionando así una gran carga aero-dinámica que permite a los Red Bull circular como si fueran sobre raíles. Teóricamente, esos alerones flexibles están prohibidos por un reglamento que, ciertamente, también parece flexible. Porque el artilugio en cuestión creado por Adrian Newey, el genial director técnico del equipo bicampeón por partida doble (2010 y 2011), ha superado los test de la FIA toda vez que en parado y con el correspondiente peso encima no se dobla, permanece rígido.

El estreno de la nueva pieza de Ferrari ya desató todo tipo de comentarios en el trazado indio. Además de su parecido visual con la de Red Bull, el ala delantera llamó aún más la atención cuando el coche de Massa sufrió varios problemas, precisamente por un excesivo balanceo.

Las otras escuderías, siempre ojo avizor, estuvieron muy atentas al desenlace de esos percances. 'No creo que Ferrari tuviera ese efecto en mente. De algún modo, algo no pinta muy bien', declaró Newey con sorna. Sin dejar la ironía, el gurú de la ingeniería comentó las opiniones que acusan a Ferrari de haber copiado con descaro su Red Bull. 'Si hemos sido usados como modelo, nos lo tomaremos como un cumplido', asegura. Y rebusca en el garaje por si aparece el alerón que voló en Monza.