Público
Público

Alexis pone la luz, Puyol la sombra

El Barcelona vence al Benfica (0-2) con una gran versión del chileno. El capitán, que reaparecía, sale en camilla con el codo dislocado. Roja muy rigurosa a Busquets

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Barcelona tuvo que pagar un altísimo precio por sumar su primera victoria en casa del Benfica. No lo había logrado en sus dos visitas anteriores y esta vez sí se reflejó su superioridad. Gracias a un tempranero gol de Alexis a los cinco minutos de encuentro y al tanto de Cesc al comienzo de la segunda parte, el Barça logró los tres puntos y sumó su segundo triunfo en esta Liga de Campeones. Sin embargo, cuando el partido estaba llegando a su fin sufrió la pérdida por lesión del capitán Carles Puyol y la de Sergio Busquets, por una tarjeta roja de dudosa decisión del árbitro turco Cuneyt Cakir.

No pudo comenzar la primera parte mejor para los intereses del Barcelona. A los seis minutos de juego y en la segunda internada de Messi por la banda izquierda, Alexis pescó el gol al tirarse en plancha ante los dos centrales del Benfica. El Barça ya había logrado más en ese corto periodo de tiempo que en los dos precedentes en el estadio lisboeta. Se les ponía todo de cara a los hombres de Tito Vilanova, que había recuperado para la causa a Carles Puyol. Sin embargo, la mala suerte se volvería cebar con el capitán. Apartado de los terrenos de juego desde el 15 de septiembre, se había recuperado en tiempo récord para estar disponible de cara al clásico pero en el minuto 76 cayó mal, dejó el codo y se le dislocó. Una imagen espeluznante. Una injusticia.

De inicio, Vilanova dejó en el banquillo fue Iniesta, que también volvía a una convocatoria. En su lugar Vilanova colocó junto a Busquets a Xavi y Cesc. Y por delante el tridente formado por Pedro, Messi y Alexis. El chileno, que en este arranque de temporada, le está ganando el puesto a Villa, fue el azulgrana más incisivo. Está pletórico, enérgico y punzante. Le ha imprimido una velocidad extra al juego culé, que ya no transita tanto como con Guardiola. A este Barça de Tito le gusta más improvisar, sorprender y galopar con extremos.

Pero el Benfica es un equipo ya cuajado. Dejó el control al Barça pero con el balón en su poder siempre lo jugaba con criterio y peligro. Y aunque Jorge Jesús optó esta noche por dejar fuera del once a los españoles Rodrigo y Nolito cuenta con hombres de talento, como el fichaje Lima. Suyas fueron las mejores oportunidades locales. Valdés tuvo que sacarle un mano a mano para evitar el empate en el minuto 10.

El gol de Alexis y las paradas de Valdés dieron confianza al Barcelona, que se asentó y dominó sin sobresaltos la primera media hora de juego. Y fruto de esa comodidad se sucedieron las acciones en ataque. Primero un golpeo raso y cruzado de Messi que obligó a estirarse a Artur, luego un tiro alto de Alexis tras un genial pase en largo de Xavi y de nuevo un contragolpe conducido por el chileno que acabó el corner.  El Benfica sufría en esos minutos y a la media hora Messi aprovechó un despiste de la defensa lusa para quedarse solo con Artur, que tuvo que adelantarse con rapidez para no ver aumentada la ventaja culé.

A partir de entonces, el Benfica se estiró. Una falta de Mascherano a Enzo Pérez provocó una buena acción de peligro. Salvió cabeceó el centro de Bruno Cesar y Garay no llegó a remachar a puerta. El propio exjugador del Atlético volvería a probar suerte con un tiro raso que atajó Valdés. Ahí se terminó el peligro de los locales en la primera parte. El Barça volvió a meter más presión para marcharse al descanso con una renta superior. Y bien pudo lograrla si Messi no le hubiera quitado un balón franco a Alexis, que se tiró con todo en el segundo palo.

No tocó nada tras el descanso Tito. Y volvió a encontrarse con el segundo gol muy pronto. A los diez minutos de la segunda parte. Había avisado Alexis con una jugada marca de la casa. Desborde por la izquierda y fuerte disparo. Y Cesc no perdonó. Recibió de Messi, que arrastró a la defensa de forma magistral y volvió a ejercer de asistente. El  ‘4' controló y marcó. Era lo que necesitaba el Barça para cerrar el partido.

Entonces, el choque se pausó. El Barcelona volvió al toque. Y el Benfica parecía entregar la toalla. Ya solo empujaba a arreones. Bien gracias al tesón de Salvio, que a punto estuvo de sorprender desde la frontal a Valdés. Bien por la potencia en el salto de Jardel.  Jorge Jesús dio entrada a Aimar y a Nolito para poder aportar más continuidad al juego de los suyos. Poco cambió el rumbo del choque. Y el Barça disfrutó de opciones para anotar el tercero. Messi se soltó de cualquier marca y campó a sus anchas. Y pudo marcar en dos acciones. Mientras, Cesc dejó su sitio a Iniesta.

Pero cuando todo hacía indicar que se iba a llegar a un final plácido, éste se ensombreció. Primero por la terrible lesión de Puyol.  El capitán saltó en una jugada sin excesivo peligro. Cayó con todo el peso sobre el codo, que se salió. Los gestos ostensibles de dolor sobrecogieron a todo el estadio. Qué mala suerte. No sale de una lesión para meterse en otra. Y tras la salida en camilla de Puyol, el Benfica endureció el juego y el árbitro turco Cakir terminó por introducir su dosis de protagonismo al expulsar de forma muy rigurosa a Busquets por una supuesta agresión.  Al final, el Barcelona sumó los tres puntos y se coloca líder destacado de su grupo con seis puntos pero ha pagado un precio demasiado alto tras lo ocurrido el terreno de juego.

0 - Benfica: Artur; Maxi Pereira, Jardel, Garay, Melgarejo; Matic, Enzo Pérez (Pablo Aimar, min.59), Nico Gaitán (Nolito, min.74), Salvio, Bruno César (Carlos Martins, min.45); Lima.

2 - Barcelona: Víctor Valdés; Dani Alves, Puyol (Alex Song, min.77), Mascherano y Jordi Alba; Sergio Busquets, Xavi Herández y Cesc Fábregas (Iniesta, min.71); Pedro (David Villa, min.81), Alexis Sánchez y Messi.

Goles: 0-1: Alexis Sánchez, min.6; 0-2: Cesc Fábregas, min.55

Arbitro: Cüneyt Cakir (TUR) expulsó con roja directa a Busquets (min.87) y amonestó a Fábregas (min.18), Pedro (min.28) por el Barcelona; Bruno César (min.37) y Carlos Martins (min.84), Matic (min.85) y Jardel (min.88) por el Benfica.

Incidencias: Segunda jornada del grupo G de la Liga de Campeones disputada en el estadio lisboeta de La Luz frente a unos 62.000 espectadores (casi lleno).