Publicado: 04.10.2015 19:16 |Actualizado: 04.10.2015 19:16

Alexis y Özil funden a Van Gaal

El Arsenal golea por 3-0 al Manchester United y le priva del liderato. El chileno, por partida doble, y el alemán fueron los goleadores. Everton y Liverpool empatan a uno. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Alexis y Özil celebran uno de los goles del Arsenal contra el United. /REUTERS

Alexis y Özil celebran uno de los goles del Arsenal contra el United. /REUTERS

MADRID.- El Arsenal se ha llevado el plato fuerte de la octava jornada de la Premier League al golear al Manchester United (3-0) en un gran partido de los de Arsene Wenger, que en solo 15 minutos anotaron los tres goles, dos de ellos en un minuto, y privaron a su rival, que fue muy inferior, de terminar la jornada como líder.

Los 'gunners' comenzaron muy bien asentados en el campo, llevando el control del balón. Tras varios avisos tímidos, primero Alexis Sánchez de tacón y después Özil desde el punto de penalti tras una buena jugada de Walcott, ambos en menos de un minuto, ponían el 2-0 en el minuto 6.



Lejos de mejorar, la velocidad de juego del Arsenal continuaba mareando al equipo de Louis van Gaal y en el minuto 20 Alexis Sánchez ponía el 3-0 en el marcador con un tremendo derechazo que ponía en la escuadra, lejos de David de Gea.

Tras el tiempo de descanso, la relajación del Arsenal fue evidente. Los de Arsene Wenger se dedicaron a pasar los minutos sin tanta intensidad ni control de balón, pero haciendo daño en jugadas concretas a la contra. El Manchester United no mejoró mucho más a pesar del planteamiento del Arsenal y solo un acercamiento de Schwensteiger y un tiro lejano de Rooney incomodaron a Petr Cech, que realizó un gran partido.

Empate sin sustancia en el derbi de Liverpool

En el primer partido de esta jornada de domingo, Everton y Liverpool empataron en el derbi de Merseyside (1-1), que ejemplificó que estos equipos no viven su mejor momento. El Everton fue un poco mejor aunque echó en falta claridad en sus jugadas de ataque; y los 'reds', por su parte, no tuvo en ningún momento el dominio de la pelota y solo una jugada aislada le mantuvo con vida.

El conjunto de Roberto Martínez, que no defendió bien el corner que adelantó al Liverpool por mediación de Ings, consiguió el empate en el descuento de la primera parte con un gol de Romelu Lukaku tras un rechace de Deulofeu, en la que fue la mejor jugada del español.

La segunda mitad fue parecida a la primera. Un partido con muchas interrupciones donde el Everton intentaba con más ganas el gol y Brendan Rodgers, que no encontraba soluciones en el banquillo, veía cómo su equipo cometía innumerables imprecisiones. El partido murió en una trifulca entre Lukaku y Sakho que se saldó con tarjeta amarilla para ambos.

La jornada se cerró con el empate del Swansea y el Tottenham (2-2) en el Liberty Stadium, donde ambos equipos desaprovecharon una buena ocasión para meterse en el grupo de cabeza de la clasificación. El equipo de los cisnes se puso por delante hasta en dos ocasiones con los goles de André Ayew y Harry Kane en propia puerta. Para el Tottenham anotó los dos Eriksen, el segundo con un extraordinario lanzamiento de falta. El resultado no contentó a ninguno y les deja en el ecuador de la tabla.