Público
Público

Alma de delantero

El último gol de Piqué, el pasado domingo en el Calderón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuenta un antiguo rival de Piqué en sus épocas de cadete que, poco antes de que un compañero suyo botara un córner, avisó con cierta chulería: 'Esto es gol'. Gerard cumplió su advertencia.

Ya antes de alcanzar los 193 centímetros que mide hoy, solía sacarles más de una cabeza de altura a sus oponentes, que además acostumbraban a ser muy inferiores a aquel Barcelona donde también brillaban Messi y Cesc. No le costaba demasiado rematar con la testa a gol. Sorprende más, sin embargo, que los tantos más significativos que ha marcado con el Barcelona los ha conseguido con el pie.

El último, el pasado domingo en el Calderón. Recibió tras un córner, controló con el pecho y cruzó un disparo raso con la derecha que acabó dando la victoria al Barça. Más sonado fue su tanto, a la media vuelta, al Real Madrid en el 2-6 en el Bernabéu o el de las pasadas semifinales de la Champions, ante el Inter en el Camp Nou. Y así, hasta llegar a ocho goles en sus tres temporadas en el primer equipo azulgrana.

'Si con la altura que tenemos en el equipo, no sube a rematar los córners, mejor sería que no los tiráramos', comenta con humor su técnico, Pep Guardiola, que después de los traspasos de Chygrynskiy, Márquez, Ibrahimovic y Touré cuenta con una plantilla de muy poca estatura en la que Piqué destaca más todavía.

'Tiene una habilidad especial en el área, un sentido especial del gol. Desde el cuerpo técnico, no tememos sus incursiones ofensivas, sino que lo animamos', abunda el entrenador.

Después de verle marcar, el director técnico del Barcelona, Andoni Zubizarreta, aseguró que Piqué tiene 'alma de delantero'. No es extraño que, cuando el Barça afronta un final del partido complicado con el resultado en contra, acabe ejerciendo como tal volcándose en el área rival. Ponerle como ariete, en cualquier caso, es más un 'recurso socorrido que una solución', según afirma a Público Víctor Fernández, quien le entrenó en su temporada como zaragocista, la 2006-2007. Marcó tres goles en aquella campaña y en ocasiones jugó como mediocentro 'porque tiene una gran técnica', destaca Víctor.

'Tiene un don para encontrar la posición adecuada y el remate. Dentro del área es preciso y oportunista. Sumar esto a sus virtudes sacando el balón, defendiendo y tácticamente, para mí da como resultado que es el mejor central del mundo con mucha diferencia', reflexiona el técnico, actualmente sin equipo. En el Manchester, pese a que no era titular, Piqué logró marcar dos goles en la Champions. Con España, también ha visto puerta en dos ocasiones.

Pero la habilidad de marcar se remonta a sus años de infancia. 'En la final del campeonato de selecciones autonómicas sub 18, íbamos perdiendo 3-1 contra Andalucía y marcó dos goles al ponerlo de delantero en los últimos diez minutos. En la prórroga, ganamos', recuerda Álex García, que le entrenó en la selección catalana y también en el cadete A del Barcelona, con el que marcó catorce goles. Durante años, además, disfrutó de lo lindo asomándose al área tras tirar paredes con su amigo Cesc.