Público
Público

Alonso acepta una rebaja en su sueldo

La FIA cede a la presión de los pilotos y cobrará menos por la superlicencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rebajas y más rebajas. La opulencia, compañera inseparable de la Fórmula 1, tiende a adelgazar. Los recortes presupuestarios generales en los gastos de las escuderías, obligadas a ello por las nuevas reglas de la FIA, comienzan a provocar una cascada de efectos colaterales que afecta a todo lo que rodea al gran circo de las cuatro ruedas. También a los pilotos, protagonistas principales.

Así, el patrón de Renault, el italiano Flavio Briatore, propuso a sus pilotos, el español Fernando Alonso y el brasileño Nelson Piquet, que rebajen su sueldo ante la actual crisis económica mundial que afecta también a las escuderías del circuito automovilístico. 'Ellos lo han entendido y hemos llegado a un acuerdo', afirma Briatore en una entrevista que publica hoy el semanario italiano Chi Magazine y que ayer adelantaron varios medios.

'La Fórmula 1 está en medio de la crisis mundial e intentamos que adopte una forma que pueda afrontar la situación de hoy rebajando los costes', dice Briatore en la entrevista, quien pronostica que esta temporada Renault se jugará el campeonato con Ferrari y BMW.

Pese a la rebaja, cuya cuantía no especifica el director de la marca francesa, Alonso seguirá siendo uno de los mejores pagados de la parrilla, con un sueldo estimado en 14,5 millones de euros.

Sólo Hamilton, último campeón del mundo, cobra más. El inglés ha visto multiplicado por 24 su sueldo en menos de dos años. Su fulgurante debut en 2007, cuando estuvo a punto de ganar el Mundial, y la obtención del título el año pasado llevaron a McLaren a revisar el que era el contrato de un piloto novato. En 2008 amplió su relación con la escudería británica hasta 2012. Durante dicho período percibira 93,5 millones de euros.

Los resultados también han provocado que Vettel, revelación de 2008, pasa de Toro Rosso a Red Bull. No cambia de empresa, pero cobrará 1,5 millones.

No todo son malas noticias para los pilotos. Así, Max Mosley, presidente de la FIA, hizo pública el lunes por la noche una declaración en la que desvelaba que 'en la próxima temporada se reflejarán reducciones en los costes de las tasas principales', anunciaba el comunicado.

'Se presentará una propuesta al Consejo Mundial del Deporte Automovilístico para revisar la superlicencia de los conductores para el campeonato de 2010', añadió.

Esta era una de las demandas de los pilotos, que necesitan obligatoriamente esa licencia para participar en el Mundial y que llegaron a plantearse una huelga en Australia debido al desproporcionado aumento de la misma en los dos últimos años. La temporada pasada la subida fue de 1.725 a 10.000 euros, y éste la tarifa se ha incrementado hasta los 10.400 euros, mas 2.100 por cada punto conseguido, además de un seguro obligatorio de 2.720. La noticia suaviza los previsibles rebajas de sueldos.