Público
Público

Alonso: "Button ha medido mal"

El asturiano disculpa al inglés por el accidente y a Ferrari por los errores de estrategia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fernando Alonso (Ferrari), que se vio obligado a abandonar en el Gran Premio de Canadá por un toque con Jenson Button (McLaren) que le dejó fuera de la pista, aseguró que el inglés midió 'mal', al tiempo que ha reconocido que ha corrido una carrera en condiciones 'difíciles' y que espera más fortuna en la próxima cita.

El abandono del piloto asturiano se produjo en la vuelta 37, poco después de cambiar los neumáticos de lluvia extrema por los intermedios y como consecuencia de una acción del británico Jenson Button (McLaren), que ha contactado con el Ferrari de Alonso. La carrera se había suspendido en la vuelta 25 durante dos horas por la intensa lluvia, y el accidente de Alonso llegó cuatro vueltas después de que el coche de seguridad abandonase la pista tras relanzarse la carrera.

'Salimos justo pegados del pit lane, en la segunda curva, íbamos a la par, habrá medido un poco mal y me ha llevado por delante. Ha acabado la carrera ahí, pero son condiciones difíciles, con la pista muy resbaladiza, y al final me llevé la peor parte. Acabamos la carrera con un cero -puntos-que no queríamos', comentó el piloto asturiano. Fernando recordó que 'la suerte va y viene'. 'Seguramente cuando nos compense lo que nos está quitando este año, ganaremos un mundial a mitad de año', indicó irónicamente el bicampeón del mundo.

'Ha sido una carrera desafortunada y esperemos que la próxima sea muy afortunada'

Además, apuntó que 'no son sensaciones' sino 'hechos contrastables' la mejoría que están teniendo. 'El Ferrari este fin de semana ha ido muy rápido en seco, y es la primera carrera en lluvia que tenemos en todo el año', advirtió. 'En la primera parte de la carrera pusimos intermedias y se puso a llover; teníamos unas extremas nuevas cuando todo el mundo las cambió', recalcó.

'Como viene siendo habitual, el McLaren sigue en pista y todos los demás se retiran, es un coche indestructible. Ha sido una carrera desafortunada y esperemos que la próxima sea muy afortunada', sentenció Alonso, especialmente magnánimo ayer en todas sus declaraciones.

Antes de eso, durante el parón, el español también sacó la cara por Ferrari, pese a que un error de estrategia le hizo descender del segundo puesto de parrilla al octavo, cuando entró a cambiar neumáticos de lluvia extrema por intermedios, y a la vuelta comenzó a diluviar. 'Intentamos arriesgar, pero nos salió mal. Si nos llega a salir bien, como le ocurrió a Kobayashi y todos los que no cambiaron, somos unos fenómenos', confesó.

'Ha salido todo perfecto, porque hemos jugado con los errores de los demás y hemos hecho la carrera perfecta', señaló Alguersuari. 'Siendo sincero, todavía hay que trabajar mucho porque no estoy cómodo en las clasificaciones, con los neumáticos, con el equilibrio del coche... Los puntos nos dan una motivación extra para Valencia, con un coche nuevo que parece que funcionará'.