Público
Público

Alonso se marcha de Montmeló con un quinto crono

La nueva escudería Brawn GP ha brillado mientras McLaren sigue sin estar a punto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fernando Alonso (Renault) ha conseguido el quinto mejor crono de la última jornada de los entrenamientos libres que se han celebrado en el Circuito de Cataluña, en los que han brillado por encima de todos los dos monoplaza de la nueva escudería Brawn GP.

El coche del antiguo equipo Honda así lo confirmado en la jornada de hoy con el mejor tiempo de la serie, alcanzado por el brasileño Rubens Barrichello (1:18.926).

El piloto español sufrió un incidente en las series de la tarde, cuando al poco de haberse puesto en marcha su monoplaza dejó un reguero de aceite en la pista que obligó a la organización a detener los entrenamientos y a limpiar el asfalto. En la última hora de la sesión, los mecánicos pudieron poner nuevamente el coche en la pista y Alonso obtuvo su mejor registro de la jornada (1:20.664), con el que abandonaba la última posición.

De hecho, este 1:20.664 ha sido el mejor registro alcanzado por Alonso en los tres días que se ha puesto a los mandos del R29, con el que, y según apuntó ayer el campeón español, no tiene expectativas de atacar el podio de la primera carrera del mundial de F1, que se disputará a final de mes en Melbourne, aunque sí contar con aspiraciones más adelante.

Alonso tenía programada hoy una simulación de carrera, que el incidente con el motor le ha privado de finalizar, aunque en su regreso a pista ha podido mejorar notablemente el peor tiempo que hasta entonces tenía de los diez pilotos que estaba en la pista. Igual que hace dos días, al final Toro Roso sacó el segundo coche a la pista, con lo que fueron once los monoplaza que corrieron hoy.

Mientras los registros de Alonso se movían los tres días por mitad de la clasificación, y los del equipo McLaren tocaban fondo, la escudería Brawn GP ha concluido las cuatro jornadas en Cataluña con unos cronos más que esperanzadores para el arranque del mundial, ya que si bien ayer Jenson Button colocó al monoplaza de Brawn con el mejor tiempo(1:19.127), hoy el brasileño Rubens Barrichello ha obtenido la misma proeza, al situar el nuevo bólido, surgido de la escisión de Honda, como el más veloz de la jornada (1:18.926).

La actuación de los dos Brawn ha sido la sensación de las cuatro jornadas en el trazado de Montmeló, donde han asistido hoy unos 10.000 aficionados, cinco mil menos que ayer. El público ha podido comprobar el momento en el que se encuentra este vehículo evolucionado de Honda, que ha obtenido unos grandes registros, contrariamente a lo que ha exhibido McLaren, que hoy ha vuelto a moverse en las últimas posiciones, hasta el tramo final del día, en que Lewis Hamilton ha logrado un crono de 1:20.869, con el que se ha situado en octava posición.

En esta última jornada, el Williams del alemán Nico Rosberg ha sido el segundo más veloz, por delante del Toyota de Timo Glock, mientras que en cuarta posición ha concluido el también alemán Sebastian Vettel (Red Bull), todos ellos justo por delante de Fernando Alonso.

La actuación hoy de los Ferrari, a cargo del brasileño Felipe Massa, ha sido algo discreta, aunque en las tres jornadas precedentes, la escudería italiana ha tenido a sus dos vehículos (también pilotado por el finlandés Kimi Raikkonen) entre los dos monoplazas más rápidos de los entrenamientos.