Público
Público

Alonso no ve la luz

El español busca su primer podio en Valencia, pero se borra de la lucha por el título

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'¿Cree en Dios?', le preguntó un periodista italiano a Fernando Alonso hace año y medio, recién aterrizado en Ferrari. 'No', respondió rotundo el español. Desde entonces han pasado los meses y la que se presumía época gloriosa en el seno del equipo más prestigioso de la parrilla apenas ha sido un puñado de días alternos de gloria puntual y efímera. En temporada y media, ningún título y cinco victorias. De la última, en Corea 2010 (24 de octubre), se cumplen ocho meses exactos. El dominio de Vettel y Red Bull en el actual campeonato es tal que en Ferrari parecen haber optado por encomendarse a la providencia divina.

Luca di Montezemolo, presidente de la Scuderia, reconoció hace semanas que sólo 'un milagro' les permitiría enjugar los 92 puntos que separan a Alonso de Vettel, y el propio piloto asturiano remató la derrotista plegaria. 'Es más fácil que haga el Camino de Santiago que la remontada', confesó en un acto publicitario. Quiere creer, pero no acaba de ver la luz. Lo único a lo que puede aferrarse es a buscar el primer triunfo del curso, el que sería también primero suyo en Valencia.

La capital levantina es una caldera. De calor y de pasión. Después de tres ediciones discretas, los organizadores sueñan con vivir el domingo la primera gran carrera que dé lustre definitivo a un circuito exigente y espectacular. El mundo mira a Valencia como nunca antes. Juegos de Pekín (2008), Mundiales de atletismo (2009) y Mundial de fútbol (2010) eclipsaron un GP de Europa que, además, arrastra fama de anodino por lo difícil que resulta ejecutar el arte supremo de la F1, el adelantamiento. Hasta eso se anuncia solucionado.

Los pilotos podrán activar el famoso alerón trasero móvil (DRS) en dos zonas del trazado, lo que unido al Kers (sistema de aceleración súbita) augura, cuando menos, interesantes batallas de ataque y defensa a casi 300 por hora. Completa el menú de novedades la incógnita del neumático de dureza media que por vez primera va a suministrar Pirelli a los equipos. Este viernes, durante la doble sesión de entrenamientos libres (10:00 H y 14:00H, Marca TV) se atisbará el comportamiento de estas nuevas gomas sobre el abrasador asfalto que bordea el puerto. Quien dé con la tecla tendrá cierta ventaja el domingo.

Alonso lo sabe y, ansioso por regalarle una alegría a su afición, no dejó pasar la ocasión de darle el enésimo toque a su equipo: 'Si tengo el mejor coche puedo ganar el título. Si estamos quintos o sextos en la clasificación, no podemos tener el mismo ritmo que el resto. Si estás en Ferrari, necesitas ganar cada carrera, cada campeonato en el que participas'.

Más optimista que el propio Alonso es Pedro de la Rosa, siempre generoso y galante. Sentado junto a Button en un acto promocional de Vodafone, dio mil vueltas dialécticas para no ofender a su compañero, pero al final confesó: 'Estoy seguro de que habrá un español en el podio... y Valencia es un buen circuito para Fernando'. Jenson, otro caballero, sonreía. El inglés, campeón del mundo en 2009 y vencedor de la última prueba (Canadá) suele hablar, sin ruido, sobre la pista.

Alguersuari, en cambio, tuvo que dar un puñetazo en la mesa ante las reiteradas especulaciones que anuncian que Ricciardo le quitará el volante en Toro Rosso. 'Estoy harto de tantas tonterías y me aburren', espetó. Valencia arde.