Público
Público

Alonso, 'The Special F-One'

El asturiano estrena en Valencia su Ferrari y un discurso al más puro estilo Mourinho

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Madridista confeso, Fernando Alonso pareció ayer contagiado del espíritu de José Mourinho, el excesivo entrenador del Real Madrid que exhala un titular cada vez que habla. El piloto español, de natural comedido y plano, sorprendió con una rueda de prensa jugosa. Enebró un discurso defensivo e ingenioso a la vez, ideal para desviar la atención de un primer día de entrenamiento que, sin dramas, pellizcó la ilusión de los casi 10.000 espectadores que acudieron a la primera cita de la pretemporada de 2011 celebrada en el circuito Ricardo Tromo de Valencia.

Vettel marcó el mejor tiempo (1:13.789) con su nuevo Red Bull, mientras que Alonso, en el estreno del F-150, fue quinto (1:14.553). El español fue, empatado con el campeón alemán, el que más vueltas completó, 93. Y hubiera dado una o dos más si el Ferrari no se le para en la recta de meta dos minutos antes del final de la sesión.

Finalizada la sesión, Alonso pasó de puntillas por la avería'un problema mecánico' y, a la primera pregunta sobre su valoración sobre los tiempos, lanzó la primera andanada: 'Me vais a preguntar eso después de cada día de entrenamiento y no voy a responder. El año pasado empezamos muy bien y en Barcelona, últimos tests, quedamos una décima por debajo de Sauber y Force India, todos con idéntica gasolina. La verdad es que llegamos a Bahrein un poco preocupados, y ganamos la carrera doblando a Sauber y Force India'.

Lanzado, el asturiano insistió: 'Lo que se ve en los tests son tests. Es como ver un entrenamiento del Madrid o del Barça en el que pierden contra el Castilla y con el Barça B. Sabes que eso no podría pasar en Liga. Hasta la primera carrera no tendremos ni idea de dónde estamos'. Puro Mou.

Y como el portugués, lo siguiente fue un guiño romántico. Para destensar: 'Las sensaciones de este año son parecidas a las de 2010. Entonces subí por primera vez a un Ferrari y ahora estreno el F-150. Dentro de unos años miraré con envidia al que estrene cada temporada el Ferrari'.

Tercer capítulo del manual de The Special F-One: la queja sibilina. El ovetense opina sobre el enésimo cambio de reglas que coloca en el volante dos nuevos botones, el del kers y el del alerón trasero móvil. 'Seguramente hay muchos botones, pero si esto favorece el espectáculo... Ahora, aparte de ir al límite, hay que sacar tiempo para esto. Me he sentido más cómodo por la tarde, por la mañana apretaba en una vuelta el kers y en otra el alerón. Se pueden apretar los dos botonea la vez, pero con el alerón no sientes un gran cambio. No es inmediato ni es un turbo, la velocidad sube poco a poco'.

'Hoy se ha presentado el nuevo Red Bull del maestro Newey que tanta ventaja tenía el pasado año. ¿Cuál es su primera impresión?', fue la última pregunta. La respuesta, puro Mou irónico y ocurrente: 'No lo he visto, no tengo ni idea. He rodado una vuelta detrás de Vettel y he visto que la decoración es la misma. Le he preguntado a mi ingeniero qué le parecían los coches que se habían presentado (también lo hicieron Mercedes, Toro Rosso y Williams) y me ha respondido: ¿Qué coches se han presentado hoy?''.

Hulkenberg (Force India), Paffet (McLaren) y Di Resta (Force India) fueron los sorprendentes pilotos que se colaron entre Vettel y Alonso. Por detrás, Kobayashi (Sauber), D'Ambrosio (Virgin) y los demás.