Público
Público

Alves agarra al Valencia

Los de Mestalla arrancan un punto ante el Chelsea en el tramo final gracias a un penalti infantil. Emery confió en el equipo que empató ante el Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unai Emery tiene muchos valencias en la cabeza. Puede que no sea exagerado decir que este científico del fútbol inventa un equipo nuevo según sea el rival que tenga delante. En ese abanico de posibilidades, el entrenador vasco ha encontrado una nueva variante, la del conjunto que tiene que enfrentarse a los mejores de Europa. Salvo el respeto al turno establecido en la rotación de porteros, la cuadrilla y las formas que presentó este miércoles ante el Chelsea resultó idéntica a la que presentó ante el Barcelona. Y, como ya sucedió en esa ocasión, tuvo el premio de un empate, esta vez regalado por un penalti absurdo de Kalou.

Tuvo alguna variante importante la noche, los londinenses no avasallan con esa posesión tan abrumadora del once guardiolesco. Por tanto, al Valencia le tocó asomarse más con la pelota, Albelda jugó su papel habitual de agente de frontera, pero también le tocó a Canales y Banega dar salida a esa licencia que el conjunto de Vilas-Boas concedía sin apuro alguno. La otra fue que la defensa de los blues no resultó tan dadivosa como el trío de los azulgranas.

Asomaron ciertos problemas en el arranque cuando los locales tuvieron que gestionar su regalo. Una primera combinación imprecisa en zona delicada abrió el peaje para que Fernando Torres se plantara en el área. Ramí cargó al límite y pudo acabar con la aventura del madrileño. No aprendió la lección la línea de atrás y Víctor Ruiz se ganó la amarilla en el minuto seis para frenar a Ramires. Ese fue el Chelsea de la primera mitad. A partir de ahí fue incapaz de encontrar un recoveco en el mecano defensivo de Emery.

La confianza atrás repostó el atrevimiento de los hombres de ataque. El Chelsea también sabe blindarse, aunque presentó cierta vulnerabilidad por las bandas. El pálpito era que por los costados se escondía la llave maestra. Sin ocasiones claras, el Valencia tuvo el control absoluto del acto inicial. La noche era intensa, aunque sin magia.

Sin embargo, en el descanso todos los ilusionistas del Chelsea no olvidaron la chistera y la varita en el vestuario. Fueron 15 minutos exultantes. De juego combinativo preciso, con regates cortantes. Lo que prometió Vilas-Boas, cumplimentado al punto y a la coma. Si el gol no llegó antes fue por la soberbia demostración de reflejos de Diego Alves. Nada pudo ya hacer en un remate ajustado de Frank Lampard.

El Valencia tuvo arrestos de no venirse abajo. Piatti y Jonas revitalizaron al equipo desde el banquillo. Kalou apareció por el área para sacar el brazo sin saber bien para qué.

Valencia: Diego Alves; Miguel, Rami, Víctor Ruiz, Jordi Alba; Banega (Jonas, m. 72), Albelda; Pablo Hernández (Feghouli, m. 72), Canales, Mathieu (Piatti, m. 59) y Soldado.

Chelsea: Cech; Bosingwa, David Luiz, Terry, Ashley Cole; Mikel, Lampard (Kalou, m. 82), Ramires (Meireles, m. 67); Malouda, Fernando Torres (Anelka, m. 71) y Mata.

Goles: 0-1. M. 56. Centro medido de Malouda desde la banda derecha y Lampard conecta un remate ajustado al palo de la portería de Diego Alves. 1-1. M. 86. Soldado transforma en gol un penalti cometido por manos de Kalou dentro del área.

Árbitro: Rizzoli (Italia). Amonestó a Víctor Ruiz, Albelda, Malouda, Ashley Cole y Mata.

Mestalla: 45.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por la muerte del exentrenador del Valencia Paco Real y la del exjugador del Barcelona y Real Madrid, Chus Pereda.