Publicado: 02.11.2013 22:42 |Actualizado: 02.11.2013 22:42

Ancelotti: "Fuimos un desastre"

El entrenador del Madrid atiza a sus jugadores por acabar sufriendo tras una ventaja de tres tantos en el marcador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Carlo Ancelotti, técnico del Real Madrid, reconoció que la segunda parte de su equipo en Vallecas "fue un desastre" y pese al triunfo ante el Rayo Vallecano (2-3), criticó la "superficialidad" de sus jugadores cuando sufrieron tras una ventaja de tres tantos en el marcador.

"Si pasa en un partido como ante el Sevilla puede ser casualidad, pero si hoy por segunda vez se repite tras una ventaja de tres goles tengo que pensar que tenemos que cambiar de actitud", admitió en rueda de prensa Ancelotti.

"Hay que quitar esa superficialidad que tenemos en el campo de vez en cuando. No es posible que un equipo con esta calidad permita reabrir un partido que iba 3-0. Pensar que el partido ha terminado es un error, el fútbol no es esto. Pasó dos veces pero estoy seguro que no pasará otra vez más", añadió.

Ancelotti elogió la reacción y la valentía del Rayo Vallecano en la segunda parte, lo que no salvó de la crítica realizada a sus jugadores. "Creo que la dificultad la hemos tenido sobre todo porque el Rayo presiona fuerte, muy bien arriba. No hemos tenido sufrimiento en la primera parte como en la segunda. Tuvimos buen control defensivo, marcado dos goles fantásticos en contraataques sabiendo leer el partido. Fue una primera parte buena, la segunda un desastre", dijo.

No quiso dar nombres Ancelotti, que admitió que hablará "dentro del vestuario" con sus jugadores, y defendió a los centrocampistas, posición en la que hoy jugó el argentino Ángel Di María. "Los tres medios en primera parte partido lo hicieron bien. Cuando llegó la dificultad hemos cambiado y jugado con cuatro. Di María jugó bien".

Por último, aseguró que para su opinión la jugada protestada por el Rayo y su afición, en una falta de Dani Carvajal cortando un contragolpe con una cartulina amarilla que no significó la expulsión, no la merecía. "Creo que no fue una falta de tarjeta. Fue un contacto sin intención".