Publicado: 22.04.2014 16:26 |Actualizado: 22.04.2014 16:26

Ancelotti: "Si hay un riesgo de recaída, Cristiano no juega"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni si ni no ni todo lo contrario. Carlo Ancelotti ha hablado con mucha cautela sobre la presencia de Cristiano Ronaldo este miércoles en las semifinales de Champions contra el Bayern de Múnich. El técnico del Real Madrid ha preferido remitirse a una última prueba que pasará mañana el portugués para decidir si está en condiciones de jugar.

"Cristiano se entrenó normal hoy, ha entrenado bien en los últimos días y mañana tenemos otra prueba con él para estar seguros. Después tomaremos la decisión", aseguró en una rueda de prensa con gran expectación mediática en Valdebebas. "Está claro que va a jugar si todos estamos seguros de que puede hacerlo sin problemas. Tenemos confianza en este momento, pero tomaremos la decisión mañana", añadió.

Ancelotti no quiso profundizar sobre la situación que ha vivido Cristiano y la recuperación que ha completado con especialistas que no trabajan para el Real Madrid. Se centró en lo que ha visto a su jugador y la evolución hasta que ha entrenado con sus compañeros, recuperado de la lesión muscular en el bíceps femoral de su pierna izquierda.

"Ha tenido una lesión, ha hecho tratamiento, consulta con médicos de club, empezó tratamiento de rehabilitación y hace tres días que se está entrenado con todos. Tiene buena sensación, nosotros también, mañana hacemos una prueba física de velocidad y si se encuentra bien va a jugar, si hay un riesgo de recaída no juega", explicó.

"Es simple. Para más claridad hay un cuerpo médico que puede explicarlo mejor", añadió sin entrar en más detalles que lo meramente deportivo. E insistió en que la presencia de Cristiano ante el Bayern de Múnich sólo se producirá si no existe riesgo de volver a lesionarse y porque el jugador esté en plenitud de condiciones. "Si hay riesgo de recaída no va a jugar porque tenemos que pensar que es una eliminatoria que no se va a decidir mañana. Puede ser que cojamos ventaja en casa pero el partido decisivo será el próximo martes", sentenció.

El que sí se ha recuperado a tiempo de su proceso gripal para estar ante el Bayern es el extremo galés Gareth Bale, que mañana partirá como titular. Mientras, Ancelotti ha desvelado que Marcelo partirá como suplente. El lateral brasileño regresa a la convocatoria superada su lesión muscular, pero su entrenador no le ve en condiciones de ser titular, por lo que la banda izquierda la seguirá ocupando el portugués Fabio Coentrao.

"Marcelo como Cristiano empezó a entrenar con el equipo el lunes y no está listo, al cien por cien, para jugar el partido pero está disponible en el banquillo. Va a empezar jugando Cristiano, digo Coentrao", dijo Ancelotti en un lapsus mental tras hablar del regreso del astro portugués y las posibilidades de que sea como titular.

"Un gol como el que Bale hizo contra el Barcelona en la final de Copa es normal que le da más confianza"Quien seguro estará de inicio frente al Bayern es Bale, que ayer lunes no se entrenó por una gripe pero hoy ya pudo trabajar al mismo ritmo que sus compañeros en la ciudad deportiva madridista. "Está muy contento. Ayer tuvo un pequeño problema pero hoy está bien, tiene confianza e ilusión como todo el equipo. Un gol como el que hizo contra el Barcelona en la final de Copa es normal que le da más confianza", dijo Ancelotti.

El técnico italiano admitió la dificultad que tendrá de quitar a uno de los titulares de la final de Copa del Rey para el regreso de Cristiano al once, si supera la última prueba que tendrá mañana. "Es verdad que quitar a uno para dejar espacio a Cristiano no es fácil porque el trabajo de todos es fantástico, sobre todo Isco que mostró en los últimos partidos que puede ser un jugador muy importante no solo en fase de ataque", admitió.

"Tenemos que pensar que la presencia de Cristiano nos da más opciones en el banquillo"Pero dejó entrever que precisamente será Isco Alarcón el sacrificado para también tener un revulsivo en el banquillo si la cosa se tuerce ante el Bayern. "Tenemos que pensar que la presencia de Cristiano nos da más opciones en el banquillo. Lo más importante que sabe toda la plantilla, es que cada minuto puede ser el decisivo. El ejemplo es Casemiro que nunca ha jugado pero cuando salió contra el Dortmund fue muy importante".