Publicado: 01.12.2014 13:40 |Actualizado: 01.12.2014 13:40

Ancelotti pide más firmeza contra los ultras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Carlo Ancelotti, técnico del Real Madrid, condenó la macroreyerta que acabó con un ultra del Deportivo fallecido a manos de miembros del Frente Atlético y pidió mano dura para acabar con los grupos ultras en el fútbol poniendo como ejemplo Inglaterra.

"Hoy es un día de tristeza para todos los que trabajamos en el fútbol, que esperamos que no se repita nunca. Es importante condenar la violencia alrededor del fútbol y está claro que todo el mundo del fútbol tiene que trabajar para que esto no suceda en el futuro", aseguró en su comparecencia en la Ciudad Deportiva del Real Madrid.

"En el pasado lo viví igual en Italia y tengo experiencia en Inglaterra donde han trabajado y han hecho muchas cosas para eliminar esta lacra del fútbol. Tenían un gran problema con 'hooligans' y con dureza lo han eliminado. En España se puede hacer lo mismo, los clubes pueden hacer algo para quitar esta plaga", añadió.

Mostrando diferencias entre Italia o España con Inglaterra, y admitiendo que "es un problema de cultura y educación", Ancelotti recordó que a él nunca le han faltado al respeto en ningún estadio inglés. "En Inglaterra no hay violencia en el estadio ni policía en sus alrededores antes del partido, no te insultan y la afición no pelea. Hay niños en el partido. Yo nunca he recibido un insulto en ningún estadio de Inglaterra", admitió.

Y señaló el camino a seguir por todos los que dan forma al fútbol español. "Tenemos que condenar todo lo que es violencia, una botella en el campo o un insulto lo es también. Entre todos hay que hacer algo para evitar esto. Los que trabajamos en el fútbol hoy no estamos contentos, estamos tristes porque es nuestro mundo y tiene que ser limpio, tenemos que hacer algo para limpiarlo. Cada uno podemos hacer algo".

Ancelotti aseguró que "el Real Madrid es un buen ejemplo" y que está trabajando contra los ultras como lo hizo el Barcelona de Joan Laporta en su día. "Igual que nosotros todos los clubes pueden hacer algo. En Francia lo están haciendo muy bien, los grupos radicales necesitan quitarlos porque los aficionados no necesitan un grupo ultra para ser aficionados".

De momento, el técnico italiano tampoco sería drástico en decisiones como detener los partidos cuando se produzcan cánticos ofensivos en las gradas de los estadios. "Son malas palabras de vez en cuando las que escuchas pero no creo que haya que pararlo. Lo mejor es no escuchar. Hay muchas aficiones que van a hacer esos cánticos y significaría darle más importancia de la que tiene en realidad. No son por lo que tiene que interrumpirse el partido", concluyó.