Público
Público

Andy Schleck, expulsado por irse de copas

El luxemburgués rompió el código interno del equipo tras salir a tomar una copa tras la cena.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ciclismo representa el sacrificio por encima del resto de las cosas, pero todo tiene un límite. Al menos eso debieron pensar Andy Schleck y Stuart O'Grady cuando, después de una cena de su equipo, el Saxo Bank, decidieron salir a tomar unas copas. El director de su equipo, Bjarne Riis, no estuvo de acuerdo con el comportamiento de sus pupilos y, sin más dilación, los mandó a casa por indisciplina. No habrá más Vuelta para ellos. 'He roto una norma del equipo y soy responsable de mis actos. Aunque me parece un poco dura la decisión, Riis es el jefe y hace lo que cree que es conveniente', reconoce Schleck.

Y el jefe lo tenía muy claro. 'No me importa si se han tomado una copa o diez, pero estuvieron hasta las cinco de la mañana y las normas están para cumplirlas', contestaba Riis después de la etapa de ayer. 'Ellos tienen que asumir las consecuencias de sus actos. Pueden decir lo que quieran, pero es lo que tenía que hacer', repetía el danés, que no quiso dar más detalles sobre la salida nocturna: 'Lo que pasó queda entre nosotros'.

El luxemburgués (el gran rival de Contador en el panorama ciclista, segundo en el Tour los dos últimos años) era uno de los principales nombres de la Vuelta, pero desde el principio se vio que era más un reclamo publicitario que un ciclista con ganas de competir. Antes de ser expulsado ya se encontraba a más de media hora del liderato, perdido en el fondo de la general. Su cabeza sólo pensaba en echar una mano a su hermano. 'Últimamente estaba mejorando mi tono físico y podría haber ayudado a Frank y al resto del equipo', se lamentaba después de su expulsión. La Vuelta perdió el golpe de efecto que buscaba para recuperar algo del interés del público. Schleck se había retirado de la ronda el año anterior.

Tampoco Schleck está muy preocupado por la imagen que deja en su equipo, ya que el año que viene no estará. La estrella del Saxo Bank será Contador y Schleck formará un equipo con su hermano en Luxemburgo.

En la etapa de ayer, con llegada a Vilanova i la Geltrú, venció Erviti y Purito Rodríguez se vistió de líder.