Publicado: 15.10.2015 10:05 |Actualizado: 15.10.2015 10:28

Anna Cruz, segunda española que gana la 'NBA' femenina

Minnesota Lynx se hace con su tercer anillo en cuatro años, tras vencer 69-52 a Indiana Fever. La pívot Sylvia Fowles, MVP de las finales, sumó 20 puntos y 11 rebotes en el partido definitivo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Anna Cruz, celebra el título con sus compañeros del Minnesota Lynx. / Hannah Foslien. AFP

Anna Cruz, celebra el título con sus compañeros del Minnesota Lynx. / Hannah Foslien. AFP

La barcelonesa Anna Cruz se ha proclamado campeona de la WNBA, después de que su equipo se impusiera en el quinto partido de las Finales a Indiana Fever por 69-52. Sylvia Fowles, pivot de Minnesota, sumó 20 puntos y 11 rebotes, lo que le permitió recoger el MVP. Por su parte, Anna Cruz jugó 20 minutos y anotó cinco puntos, capturó cuatro rebotes, repartió dos asistencias y recuperó un balón.

Con este título, Minnesota Lynx suma su tercer anillo, después de haber disputado cuatro Finales en las últimas cinco temporadas. El equipo de Anna Cruz, pudo celebrar por primera vez el título en el Target Center, su campo, delante de las 18.933 personas que llenaron las gradas. Los anteriores triunfos los consiguieron en el 2011 y 2013 cuando ganaron en Atlanta, frente al equipo local del Dream. La única final que han perdido fue la del 2012 y sus verdugos fueron las jugadoras del Fever, que logró el primer anillo que tiene la franquicia de Indiana.



Fowles se erigió en la gran figura al dominar de nuevo en el juego interior -20 puntos y 11 rebotes- y liderar también la gran defensa que jugaron las nuevas campeonas de la WNBA. La aportación de Fowles tuvo mucho más valor al ver como la estrella del equipo, la alero Maya Moore, no tuvo su mejor partido y sólo pudo anotar cinco puntos tras fallar siete tiros de campo de ocho intentos.

A pesar de no haber sido factor ganador del equipo, Moore se convirtió en la primera deportista profesional en Estados Unidos que ha conseguido tres títulos de liga, un premio de Jugadora Más Valiosa (MVP) y otro de Novata del Año, en sus primeras temporadas. Ninguna jugadora ni jugador en la WNBA, NBA, Grandes Ligas, Liga Nacional de Fútbol Americano, de Hockey sobre Hielo y de la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos lo habían logrado.

Por parte de Indiana Fever, sólo la veterana alero Tamika Catchings tiró de su equipo aportando un doble-doble de 18 puntos y 11 rebotes, en el mejor partido de las Finales que jugó, pero que no pudo salvar a su equipo ni darles el segundo título de campeonas.

Después de alzarse con su primer anillo de la WNBA, Anna Cruz sucede a Amaya Valdemoro como campeona de la mejor liga de baloncesto femenino del mundo. Valdemoro ganó tres anillos, entre los años 1998 y 2000, con los Houston Comets.