Público
Público

El árbitro de la final: "Las dos peores horas de mi carrera"

Howard Webb asegura que se sintió "física y emocionalmente consumido" tras el partido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de 130 minutos de partido, Howard Webb, árbitro de la final del Mundial entre España y Holanda, terminó 'consumido'. Así lo ha reconocido a varios medios ingleses el colegiado de la Premier League, que ha declarado que fueron 'las dos horas más difíciles de toda mi carrera'. 

Webb, que cumplirá 39 años este miércoles, aseguró a un amigo suyo estar 'física y emocionalmente consumido', aunque reconoció que la FIFA le ha apoyado 'mucho', 'no sólo en la final sino también a lo largo del torneo'.

Pese a las patadas que dieron los holandeses a los jugadores españoles, incluyendo la terrorífica entrada del centrocampista De Jong a Xabi Alonso, que dejó al mediocentro vasco preocupado por sus costillas, los medios holandeses han criticado al árbitro inglés. Webb sólo sacó tarjeta amarilla al holandés, algo que para el propio De Jong fue 'un poco de suerte'. 

En defensa de Webb ha salido Keith Hackett, presidente de la federación de árbitros de la Premier League. 'Es injusto que critiquen a Howard porque, en general, tuvo un arbitraje técnicamente magnífico', ha asegurado. 

'Tristemente hay muchos jugadores que no muestran el debido respeto a la autoridad del árbitro y eso no es un buen ejemplo de cómo deben comportarse los futbolistas', ha continuado Hackett, quien cree que las tarjetas amarillas mostradas por Webb durante la final 'tuvieron un mínimo efecto en algunos jugadores que siguieron poniendo a prueba su autoridad'.