Publicado: 11.11.2015 09:08 |Actualizado: 11.11.2015 09:08

Los árbitros de fútbol se plantean seriamente convocar una huelga

El estamento está muy molesto con la reducción en el porcentaje de representación que tienen en la Asamblea de la Federación, impuesta por la futura orden ministerial de las federaciones deportivas. Van a estudiar las medidas a tomar en las pruebas físicas previstas la próxima a semana en Madrid. Fernández Borbalán será el árbitro del clásico.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El árbitro Prieto Iglesias (c) muestra la tarjeta amarilla a Bruno González (d), del Betis en la pasada jornada de Liga. /EFE

El árbitro Prieto Iglesias (c) muestra la tarjeta amarilla a Bruno González (d), del Betis en la pasada jornada de Liga. /EFE

MADRID.- El Comité Técnico de Árbitros de fútbol tiene un enfado considerable que ya dejaron muy patente en la última junta directiva celebrada la pasada semana en la Ciudad del Fútbol de las Rozas. Dicho enfado tiene que ver con el borrador de la futura orden ministerial de las elecciones en las federaciones deportivas adelantada por PÚBLICO el pasado 4 de noviembre. Futura norma que afecta de lleno a los árbitros, que pasarían de tener entre el 5 y el 10% de voto en la Asamblea General a tener 1-5%.

Los árbitros no entienden a que se debe esta reducción, más cuando el estamento arbitral cuenta en el fútbol profesional y con derecho a voto, con cerca de 1.000 licencias más que el estamento de entrenadores. Este cambio supondría pasar de los 14 miembros que los árbitros cuentan actualmente en la Asamblea, número muy similar al de los técnicos, a quedarse con 7 frente a los cerca de 26 que pasarían a tener los entrenadores.



Es más, no tienen dudas de que esta reducción responde claramente a una intención por parte del Gobierno de poner trabas a la reelección de Ángel María Villar como presidente de la Federación Española de Fútbol.

Se va a recurrir ante el CSD

Lo primero que va a hacer la Federación Española de Fútbol, si no lo ha hecho ya, es presentar las pertinentes alegaciones a la propuesta de la orden ministerial. En dicho escrito manifiesta su total desacuerdo a este nuevo reparto propuesto en la Asamblea e insta además a que se restablezca el porcentaje existente hasta ahora para el estamento arbitral. Además hace constar el total apoyo por parte del sindicato de futbolistas AFE que preside Luis Rubiales y el Comité Técnico de Entrenadores encabezado por Eduardo Caturla.

Dado que el borrador está precisamente en periodo de consulta, desde la federación y especialmente los árbitros, esperan que el CSD atienda sus reclamaciones y restablezca de forma inminente el porcentaje que hasta ahora tenía el colectivo arbitral.

Consensuar medidas con todos los árbitros y asistentes

Este restablecimiento, que pasaría por ser el mejor de los escenarios, parece muy difícil a día de hoy. Más, como expresamos líneas atrás, porque desde la propia Federación consideran que es un gesto más en la batalla emprendida por el Secretario de Estado, Miguel cardenal, contra Angel María Villar. Detrás de esta merma de poder al estamento arbitral entienden que está un claro intento de restarle votos de parte de un estamento muy afín al actual presidente de la RFEF y dárselo a un estamento de entrenadores donde no existe este mismo corporativismo, complicando la reelección de Villar en el proceso electoral previsto para el primer trimestre del 2016.

Pero ni los árbitros ni la RFEF se van q quedar quietos en caso de que no ser aceptadas sus alegaciones. La primera pasaría por intentar una reunión con el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo como camino directo para frenar esta decisión. Independientemente de esta reunión, los propios árbitros van a estudiar qué medidas podrían adoptar como respuesta a este desagravio. 

Sánchez Arminio se lo trasladará a sus árbitros la próxima semana

Y será de hecho la próxima semana cuando el presidente del Comité Técnico de Árbitros, Vitoriano Sánchez Arminio, traslade esta situación a todos los árbitros y asistentes de Primera y Segunda división. Lo hará aprovechando las primeras pruebas pruebas físicas de la temporada previstas para los días 17,18 y 19 de este mes en la Ciudad del Fútbol.
Allí, Vitoriano expondrá todo con detalle a sus árbitros además de proponer medidas para evitar que este cambio normativo llegue a buen puerto. Y entre esas medidas está incluso la posibilidad de poder plantear una huelga de árbitros si consideran que es la única forma de conseguir que sus peticiones sean atendidas. Según ha podido saber PÚBLICO, es tal el enfado dentro del estamento que no es una medida descabellada ante lo que consideran un ataque más al estamento arbitral.

Ahora son los árbitros y asistentes quienes tienen la última palabra

No sería la primera vez que los árbitros deciden adoptar esta decisión. En noviembre de 1997 adoptaron por mayoría negarse a pitar una jornada como repulsa a los descalificativos pertinentes que estaban recibiendo por parte de los dirigentes de los clubes. Huelga que acabaron llevando a efecto los colegiados de Primera que fueron sustituidos aquella jornada por árbitros de Segunda División B. A diferencia de entonces, esta huelga sería unilateral en Primera, Segunda, Segunda B y Tercera.

Además, en el caso de la máxima categoría un parón perjudicaría y complicaría enormemente un calendario que apenas tiene fechas libres dado el compromiso de la Euro 2016. Y esta vez no podrían utilizar a colegiados de Segunda B para sustituirlos. Estaría respaldada por todo el estamento arbitral. Así pues todo lo que acontezca en estos próximos días y especialmente esa reunión de Vitoriano y todo el staff técnico arbitral con los árbitros y asistentes, van a resultar claves.

Fernández Borbalán, el árbitro elegido para el clásico

Y será precisamente en dichas pruebas físicas donde se decidirá definitivamente y se hará oficial el colegiado del clásico del día 21 en el Santiago Bernabéu. Como ya es conocido, el almeriense Fernandez Borbalán es el candidato número uno para pitarlo. Sería su tercer clásico después del dirigido precisamente en el 2011 en el Santiago Bernabéu y el choque de Supercopa de España disputaron meses después y famoso por el triste incidente de Mourinho metiendo el dedo en el ojo a Tito Vilanova.

Salvo que Borbalán fuera designado para algún encuentro de la repesca de la Euro o amistoso de selecciones, que no parece el caso, tendrá que pasar dichas pruebas el próximo martes 17 para ya poder ser nombrado oficialmente. De lo contrario no podría dirigirlo, tal y como establece la norma y el Reglamento de la RFEF.

Solo en ese hipotético caso el CTA también baraja otras opciones para sustituir al colegiado almeriense. Se van a tratar sin duda de unas jornadas arbitrales muy interesante. Tanto por las medidas que pudieran adoptar como estamento y por oficializarse el árbitro del inminente Real Madrid-Barcelona, otro nuevo partido del siglo.