Publicado: 10.07.2015 13:03 |Actualizado: 10.07.2015 13:04

Arda Turan besa el escudo del Barça
y se confiesa culé desde su niñez

El turco se presenta de largo en el Camp Nou, donde aterriza encantado. "Ahora estoy en el mejor club del mundo", asegura. Tras tener claro que quería salir del Atlético, "fue salir lo del Barça y rechazarlo todo". Descarta irse cedido hasta enero pese a no poder jugar.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Arda Turan besa el escudo del Barça al ser presentado en el Camp Nou. /EFE

Arda Turan besa el escudo del Barça al ser presentado en el Camp Nou. /EFE

BARCELONA.- A Arda Turan se le ha visto encantado este viernes, casi pletórico. Como un niño con zapatos nuevos. El turco no ha escatimdo esfuerzos a la hora de elogiar y mostrar mil y una muestras de cariño hacia su nuevo club, el FC Barcelona. Las grandes tardes en el Calderón son ya para él un pasado lejano.

Presentado con pompa en el Camp Nou, Arda ha firmado para las cinco próximas temporadas y se ha ha mostrado convencido de que, en el club azulgrana, se dan "las mejores condiciones posibles" para ofrecer su mejor versión. Ahora, dice, por fin está en el mejor club del mundo: "Quisiera agradecer a todo el mundo del Atlético porque mi presencia aquí se debe también a su labor. Ahora estoy en el mejor club del mundo. Estoy encantado de poder formar parte de este equipo. El Barça es más que un club. Desde que era un niño, todos los que me conocen saben las ganas que tenía ganas de formar parte de este equipo". Y ha recalcado que "quiero vivir esto, disfrutar de esto y, aunque sé que habrá competencia en el equipo, aquí quiero enseñar al mejor Arda".



Turan ha sido el protagonista absoluto de un acto de presentación atípico, que será recordado por la horrible traducción del turco -idioma en el que se maneja el jugador- y la ausencia de representación institucional del club catalán, inmerso en el proceso electoral.
Acompañado únicamente de Josep Miquel Terés, miembro del departamento de comunicación del Barça, Arda ha dedicado, primero, unas palabras de agradecimiento al Atlético de Madrid, que recibirá 34 millones de euros más otros 7 variables por su traspaso, y a su entrenador, Diego Pablo Simeone: "Si hoy estoy aquí, ellos tienen buena parte de culpa".

"Tenía muchas ofertas, pero fue salir lo del Barça y rechazarlo todo. Fue enfundarme la camiseta y ya estaba nervioso"

Para el internacional turco, llegar al Barcelona en plena madurez futbolística -28 años- es un sueño hecho realidad y ha desvelado que, cuando conoció el interés del club azulgrana, no se lo pensó dos veces. "Tenía muchas ofertas, pero fue salir lo del Barça y rechazarlo todo. Fue enfundarme la camiseta y ya estaba nervioso. Estoy en el sitio donde he querido estar toda mi vida ", ha asegurado.

Ahora, Arda tendrá que esperar medio año para poder jugar en su nuevo club, debido a la sanción de la FIFA a la entidad azulgrana, "pero seis meses pasan rápido y, al final, acabaré defendiendo esta camiseta", ha apuntado, optimista. Por eso, ha descartado ir cedido a otro equipo. En el Barcelona debería entrar en las rotaciones del centro del campo, donde probablemente se turne con Rakitic e Iniesta, al que idolatra desde hace tiempo.

"Yo no estoy aquí para sustituir a Xavi. Él es un símbolo, pero yo tengo mi estilo"

"De siempre he dicho que Messi es el mejor del mundo, pero mi ídolo es Iniesta", ha reconocido Arda, quien tampoco siente responsabilidad por cubrir el hueco que ha dejado la marcha de Xavi Hernández. "Yo no estoy aquí para sustituir a Xavi. Él es un símbolo, pero yo tengo mi estilo, mi forma de trabajar, y quiero ganarme al público con mi propia personalidad", ha subrayado el nuevo fichaje azulgrana, que probablemente herede, eso sí, el '6' del de Terrassa.

Sabe que su fichaje es una petición expresa de Luis Enrique, con el que ya ha hablado: "Es uno de los mejores entrenadores del mundo y ahora quiero devolverle esa confianza trabajando. ¿Dónde prefiero jugar? Mi posición la decidirá él, como la decidía Simeone en el Atlético. Estoy acostumbrado a jugar en varias demarcaciones para ayudar al equipo".

Se le ha recordado la bota que le lanzó a un asistente en el último Barça-Atlético de Copa y ha reconocido que aquello fue "una equivocación", y también ha negado haberse ido del club rojiblanco cansado de defender y correr detrás del balón.

"Yo he sido un luchador toda mi vida. Disfruto del sufrimiento, y siempre me ha gustado sufrir para poder ganar. Pero ahora jugaré en un equipo con otro sistema y yo quiero demostrar que puedo adaptarme también a este sistema y ser mejor jugador. Quiero enseñar al mejor Arda", ha sentenciado de nuevo.