Publicado: 01.07.2014 07:00 |Actualizado: 01.07.2014 07:00

Argentina se encomienda a Messi para alcanzar los cuartos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Argentina pondrá esta tarde en juego su condición de candidato y su continuidad en el Mundial en un duelo a todo o nada ante Suiza en Sao Paulo (18.00 horas, Gol T). Tras su impoluta clasificación para los octavos de final, la albiceleste inicia esta fase eliminatoria sin uno de sus principales activos ofensivos: Sergio Agüero, lesionado. Por su parte, la escuadra helvética tratará de volver a alcanzar unos cuartos de final, algo que no logra desde el torneo mundialista celebrado en su propio país hace seis décadas.

Con pleno de victorias pero sin convencer. Así ha llegado Argentina a los octavos de final del Mundial de Brasil, donde además ha quedado patente la dependencia de los albicelestes de su estrella principal, Lionel Messi. El delantero del FC Barcelona ha anotado cuatro de los seis goles que los argentinos han conseguido en la fase de grupos. Por eso, la principal tarea de Alejandro Sabella, además de conseguir el billete para la siguiente ronda, será la de recuperar un funcionamiento de conjunto para tener una actuación convincente.

El seleccionador argentino realizará sólo un cambio con respecto a la última presentación ante Nigeria, obligado por la lesión de Sergio Agüero. Será Ezequiel Lavezzi quien ingresará en lugar del futbolista del Manchester City, flexibilizando así el esquema táctico habitual de 4-3-3. La idea del preparador albiceleste es que el Lavezzi integre la línea de medios cuando el equipo sudamericano no tenga la posesión del balón, teniendo así mayores responsabilidades defensivas que el reemplazado Agüero. La baja de una de sus principales figuras no ha mermado el entusiasmo del combinado argentino. "Ahora empieza lo más lindo del Mundial, el aspirar a llegar lo más lejos posible, pero también tenemos que tener cuidado", enfatizó el delantero Gonzalo Higuaín en la previa del duelo ante los helvéticos.

Argentina, por primera vez en el torneo, se sentirá visitante en el estadio de Sao Paulo, ya que la mayor parte del público será brasileño que alentará a los europeos por la histórica rivalidad que tiene con su vecino sudamericano. No obstante, se esperan que cerca de 40.000 argentinos se trasladen hasta la capital paulista, aunque sólo 10.000 tendrían entradas para asistir al partido.

Por su parte, Suiza, que finalizó segundo en el grupo E detrás de Francia, confía en mantener sus buenas sensaciones conseguidas tras su última victoria ante Honduras, que les sirvió para alcanzar los octavos. El seleccionador alemán Ottmar Hitzfeld no dispondrá cambios en su alineación titular con respecto a su última presentación, manteniendo así su circuito de creación en el medio campo con Valon Behrami, Gökhan Inler y Xherdan Shaqiri.

En su historia en Copas del Mundo, la selección helvética hace 60 años que no alcanza la clasificación para los cuartos de final, consiguiendo este logro en tres ocasiones: Italia 1934, Francia 1938 y como local en 1954. "Precisamos estar en un día perfecto para vencer a Argentina. Conozco a mis compañeros y sé que somos capaces", enfatizó Gokhan Inler sobre su trascendental duelo ante los argentinos.

Argentina: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Federico Fernández y Marcos Rojo; Ezequiel Lavezzi, Fernando Gago, Javier Mascherano y Ángel Di María; Lionel Messi y Gonzalo Higuaín. Seleccionador: Alejandro Sabella.

Suiza: Diego Benaglio; Stephan Lichtsteiner, Johan Djourou, Fabian Schär, Ricardo Rodriguez; Valon Behrami, Gökhan Inler; Granit Xhaka, Xherdan Shaqiri, Admir Mehmedi; y Josip Drmic. Seleccionador: Ottmar Hitzfeld.

Árbitro: Jonas Eriksson, de Suecia.

Estadio: Arena Corinthians, de Sao Paulo, con capacidad para 61606 espectadores.