Público
Público

Argentina liquida a Suecia

Messi se quedó sin marcar en la victoria de la albiceleste (2-3). Inglaterra ganó en Wembley a Brasil (2-1) e Italia empató 'in extremis' ante Holanda (1-1)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Argentina firmó una brillante victoria en Estocolmo frente a Suecia (2-3), más amplia en el juego que en el marcador y sustentada en un gran primer tiempo. Los goles de Lustig -en propia puerta-, Higuaín y Agüero, los tres en la primera media hora, acabaron con la resistencia de una Suecia que venía enrachada tras empatar con Alemania, remontando cuatro goles, y ganarle a Inglaterra en un amistoso, pero que hoy se vio ampliamente superada.

El equipo de Sabella aprovechó un gol tempranero para jugar con el marcador a favor. Dominó la pelota con autoridad, supo moverla con sentido y arriba fue letal. A los tres minutos, una pérdida de Svensson en ataque desencadenó una contra fulminante de la Albiceleste, iniciada por Messi, seguida por Di María y acabada por Higuaín, cuyo pase al interior del área tocó en Lustig y despistó a Isaksson.

A partir del gol, Argentina siguió creciendo. Firme atrás, segura en el medio, con un Di María muy activo y con Messi causando estragos en una defensa sueca que no destaca por su rapidez. Suecia, que hasta entonces no había hecho mucho más que defenderse, empató a balón parado: Jonas Olsson conectó un buen cabezazo ante un cohibido Fernández y batió a Romero. Pero Argentina respondió con autoridad con dos goles en cuatro minutos. Primero, Di María apareció de nuevo para dar el último pase, esta vez a Agüero, en posición dudosa. Lustig y Granqvist estuvieron blandos y el 'Kun' definió con clase picando la pelota ante la salida del arquero sueco.

El 1-3 partió de otra combinación entre Higuaín y Messi, cuyo disparo fortísimo pero centrado despejó Isaksson como pudo y que el 'Pipita' empujó sin obstáculos a la red. La Albiceleste pudo hacer incluso más goles, en dos grandes pases de Messi, pero ni Di María ni Agüero acertaron con el arco. Elm hizo el segundo gol sueco de falta en el descuento.

Por su parte, Inglaterra se impuso con dos goles de Wayne Rooney y Frank Lampard ante una selección de Brasil liderada por Neymar y Ronaldinho. El delantero del Manchester United aprovechó un rebote para envenenar un disparo que se coló entre los defensas para establecer el primer gol de Inglaterra. La ventaja hizo creer a los locales que tenían dominada definitivamente a la selección brasileña, pero ese exceso de confianza propició el empate al inicio del segundo tiempo.

El defensa del Chelsea Gary Cahill trataba de sacar un balón controlado de las cercanías de su área, pero Neymar se adelantó para interceptar el cuero, que quedó en las botas de Fred para que éste diera un zurdazo desde el borde del área que equilibraba el duelo en Londres.

Inglaterra no se quedó atrás, sin embargo, y aprovechó un tropiezo en defensa del jugador del Santos Marcos Arouca para recuperar un balón en el área de Brasil y marcar su segundo y definitivo tanto por medio de Frank Lampard, que sustituía a Cleverley tras el descanso.

Mientras, Italia consiguió empatar in extremis a un gol el duelo amistoso contra Holanda, un resultado que no hizo justicia a lo visto sobre el terreno de juego, con una selección azzurra que empezó 2013 como terminó 2012, con dudas sobre su juego.

El combinado del seleccionador holandés Louis Van Gaal, que llegaba de empatar a cero con Alemania en el amistoso de noviembre y con unos resultados inmejorables en el clasificatorio para el Mundial de Brasil, supo plantarse en el terreno de juego desde el primer momento y fruto de ello llegó el tanto de Jeremain Lens.

Pero Italia consiguió darle la vuelta al resultado ya en el tiempo de descuento, con un gol del joven centrocampista del Paris Saint-Germain Marco Verratti, que igualó el marcador del encuentro cuando la afición local ya celebraba la victoria.