Publicado: 12.09.2016 17:57 |Actualizado: 13.09.2016 07:00

Arranca el desafío de la Champions con los españoles, dos clásicos y dos emergentes como favoritos

La mejor competición de clubes del mundo vuelve a escena en una edición en la que el Real Madrid defiende su corona. El Atlético -el finalista-, el Barça -el predecesor- y el Sevilla -campeón de la Europa League- completan una representación española impresionante. Otros aspirantes son los clásicos Bayern y Juventus y los aspirantes PSG y Manchester City.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El Barça se entrenó ayer con todas sus estrellas antes de su debut contra el Celtic. /REUTERS

El Barça se entrenó ayer con todas sus estrellas antes de su debut contra el Celtic. /REUTERS

MADRID.- La Liga de Campeones ha sido sinónimo en los últimos años de campeón español. Por eso, esta nueva edición de la competición más prestigiosa del mundo a nivel de clubes volverá a poner en juego la hegemonía española ante otros 28 equipos que aspiran a suceder al Real Madrid el próximo 3 de junio del 2017, en el Millennium Stadium de Cardiff (Gales), escenario de la final.

Treinta y dos equipos, repartidos en ocho grupos, comienzan desde este martes la disputa de un trofeo que ha estado copado en los tiempos recientes por equipos de LaLiga. El Real Madrid se proclamó la temporada pasada campeón, como ya lo hizo en 2014. En ambas ocasiones ante el mismo rival, el Atlético de Madrid. Y el Barça se coronó entre medias, en 2015, ante la Juventus italiana. A ellos se une el Sevilla, dominador absoluto de la Europa League en el último lustro.



Los cuatro son favoritos claros a levantar la 'Orejona' en la 62ª edición del torneo. Y contra esa tiranía lucharán el resto de escuadras del Viejo Continente. Dos de ellas son clásicos del fútbol continental. El Bayern de Múnich alemán fue el último ganador antes del trienio ganador español y vuelve a presentarse como aspirante a pelear por todo. Junto a él la Juventus, que ha reverdecido en los últimos tiempos los laureles de antaño y se ha reforzado este verano para ampliar su dominio en Italia a Europa. 

El campeón germano se ha puesto en manos de la veteranía de Ancelotti y ha apuntalado su plantilla con el portugués Renato Sanches y el central Mats Hummels. Mientras, la Juve ha sido el gran animador del mercado veraniego en su afán de alzarse con un título que no levanta desde hace 21 años. El argentino Gonzalo Higuaín ha encabezado una ristra de fichajes que completa Dani Alves, el bosnio Miralem Pjanic, el croata Marko Pjaca o el francés Medhi Benatia.

La amenaza del City y el PSG

Junto a estos también asoman dos equipos pujantes gracias a la entrada de dinero a raudales. Son el París Saint-Germain francés y el Manchester City inglés, que vuelven a iniciar el curso plagados de altas expectativas renovados tanto en plantilla como en sus banquillos. Sin embargo, año tras año terminan muriendo a mitad de camino. Ésta vez quieren dar un paso más allá.

El equipo de la capital gala ha fichado a Unai Emery y su gen ganador para ampliar a Europa su dominio en la Liga francesa. Este martes se estrena en un precioso duelo contra el Arsenal. Mientras, el City ha vuelto a tirar de chequera y ha puesto todas sus esperanzas en el español Pep Guardiola. El arquitecto del gran Barça pasó por Múnich sin lograr los mismos éxitos y ahora aterriza en Manchester para domar a una plantilla multimillonaria a la que se han incorporado nombres como el de Nolito, Sané, Stones, Gabriel Jesús y Claudio Bravo.

Y junto a estos gigantes se incorpora esta vez la gran sensación del curso pasado, el sorprendente campeón de la Premier, el Leicester City, que debutará en la máxima competición continental con el campeón de Bélgica, el Brujas. El equipo de Claudio Rainieri forma parte del Grupo G, junto al Oporto de Iker Casillas, que ha igualado con el galés Ryan Giggs el número de presencias en la competición, dieciocho seguidas, y el Copenhague.

Una edición que alberga grandes ausencias, como las de los ingleses Manchester United y Chelsea, o de otros 'grandes' del fútbol europeo que hace tiempo que diluyeron su potencial y su presencia en grandes finales como es el caso de Milan, Inter, Liverpool o Ajax. Como contraste sí están otros equipos que compiten siempre por los puestos altos en sus respectivas ligas y que quieren hacer algo grande en la Champions. Equipos como el Arsenal, el Napolés, el PSV, el Leverkusen, el Tottenham, el Borussia Dortmund o el Oporto.

El gran desafío del Real Madrid

Si hay un equipo que afronta la competición con un aliciente extra, ese es el Real Madrid. El equipo blanco, de la mano de Zidane, se alzó con su 11ª Copa de Europa el pasado curso en Milán y aspira a convertirse en el primer equipo que logra reeditar título desde que se puso en marcha el actual formato.

Para ello deberá superar, primero, una fase de grupos relativamente asequible junto a Borussia Dortmund, Sporting de Portugal y Legia de Varsovia. Mañana arranca su defensa del título ante el club que vio nacer a Cristiano Ronaldo con la moral por las nubes gracias a su liderato tras la goleada ante Osasuna.

Hoy se estrenan el Atlético y el Barça

El Atlético vuelve a la competición que le ha dado la espalda hasta en tres ocasiones. El fútbol le debe una Champions al equipo rojiblanco, que ha sido víctima de la crueldad y del Real Madrid tanto el curso pasado como en 2014. Pero la filosofía de Simeone no caduca y de nuevo pone el cronómetro a cero para emprender con ilusión renovada la competición. Su andadura comienza este mismo martes en Eindhoven tras recuperar sensaciones en la Liga. 

El Barça es el otro equipo español que debuta este martes y lo hará recibiendo al Celtic de Glasgow en un ambiente enrarecido por la sorprendente derrota del sábado en casa ante el Alavés. Los azulgranas han reforzado una plantilla estratosférica con el afán de cubrir todos los puestos con suficientes garantías para pelear por todos los títulos, incluída la Champions. El morbo de su grupo llegará con los enfrentamientos con el City de Guardiola. Y el Monchengladbach alemán completa la terna de rivales de los de Luis Enrique.

El último español es el Sevilla, que se ha ganado el derecho a competir en la Champions como vigente campeón de la Europa League. Los hispalenses han dominado con puño de hierro la segunda competición europea y quieren dar el salto a la Champions. Jorge Sampaoli ha sustituido en el banquillo de Nervión a Unai Emery con una manera distinta de entender el fútbol y con refuerzos considerables. Para empezar les toca un plato fuerte, visitar este miércoles a la Juventus en Turín. Después le tocará medirse al Olympique de Lyon y al Dinamo de Zagreb.

Los otros dos grupos que completan esta edición de la Champions son el B con el Benfica portugués como cabeza de serie, junto al Napolés italiano, el Dynamo de Kiev ucraniano y el Besiktas turco. Y el grupo E con el CSKA de Moscú ruso como cabeza de serie, el Bayer Leverkusen alemán, el Tottenham inglés y el Mónaco.