Público
Público

El Arsenal es líder sin Fàbregas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Qué lejos quedan las jornadas del arranque de temporada cuando llovían los goles en la Premier. Tres 6-0, dos de ellos del Chelsea, hacían pensar que los equipos grandes iban a dar un espectáculo envidiable. Cuatro meses después, el Bolton está a sólo seis puntos de los puestos de Liga de Campeones y el Arsenal es líder. Y no está claro cuál de las dos cosas es más extraña.

Vaya por delante que el equipo de Wenger supera por un punto al United, y por dos al Chelsea, porque el Manchester no pudo jugar este fin de semana por el mal tiempo. Aun así, llama la atención que el Arsenal esté ahí arriba después de perder tres partidos en casa a causa de una defensa que roza la mediocridad. No se ganan ligas recibiendo goles de esa manera.

Los errores continuos suelen hacer de imán de la mala suerte. Los centrales del Arsenal chocaron en el aire, casi se abrieron la cabeza, y eso permitió al Fulham empatar el partido del sábado.

Si todo no acabó en otra decepción fue porque Nasri volvió a demostrar que ésta es su temporada. Los que lo veían como sucesor de Zidane levantaron expectativas exageradas. Ni siquiera fue convocado al Mundial, aunque eso como sabemos resultó ser una bendición.

Ahora, por primera vez desde que llegó al equipo, Nasri puede dar un paso al frente y llenar con su actividad el tremendo vacío que deja Cesc Fàbregas cada vez que se lesiona. Sus dos goles al Fulham colocan al Arsenal en lo más alto, una posición que en diciembre solía mirar con prismáticos.

El Chelsea puso de su parte lo necesario para que Wenger pueda disfrutar del momento. Cinco puntos de 18 posibles en el último mes dejan poco margen para la duda. El sábado, empató en Stamford Bridge ante el Everton. Los visitantes anotaron en el minuto 86, pero lo único que sorprendió es que tardaran tanto.

El Chelsea camina por el alambre. No se puede permitir lesiones de sus jugadores clave, por lo demás como les ocurre a todos los equipos. Lo malo es que los suyos rondan la treintena y los percances físicos son inevitables. Lampard no juega desde agosto y Terry, Drogba, Alex y Essien han tenido problemas.

Todos parecen cansados. La supremacía física que el Chelsea solía imponer en el centro del campo es un recuerdo del pasado. Abramovich no está ya para grandes dispendios en fichajes. Con la de dinero que se habrá gastado para complacer a Putin en la financiación de la candidatura rusa al Mundial, y lo que habrá que seguir gastando, Ancelotti no puede esperar que el mercado de invierno resuelva sus problemas.

Y eso que oferta hay. El Manchester City pretende limpiar el vestíbulo de gente descontenta. Adebayor, Bridge, Lescott, Wright-Phillips y Santa Cruz están disponibles. Mala venta: jugadores sobrevalorados y con sueldos muy altos. De esos hay muchos en la Premier.