Publicado: 19.02.2014 07:00 |Actualizado: 19.02.2014 07:00

El Arsenal quiere romper la perfección de Guardiola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Arsenal recibe este miércoles al Bayern de Múnich dispuesto a mantener en la Liga de Campeones el momento dulce que atraviesa esta temporada en Inglaterra, donde es uno de los favoritos para hacerse con la Premier tras varios años fuera de la carrera por el título.

El conjunto del francés Arsène Wenger deberá superar al actual campeón para romper la racha de tres eliminaciones consecutivas en los octavos de final de la máxima competición continental. Los ingleses cayeron ante el Bayern en la misma ronda la pasada temporada; ante el Milán en 2012 y frente al Barcelona en 2011. Mientras que hace un año los gunners llegaban a la cita con dificultades para mantenerse en los puestos europeos de la tabla en la Premier, en esta ocasión lo hacen a un punto del líder, el Chelsea, con quien mantienen una ajustada batalla por la primera posición desde hace semanas.

Con todo, Wenger afronta el regreso a Europa tras el parón invernal con diversas preocupaciones: la primera de ellas, el estado de forma del alemán Mesut Özil, que parece haber perdido algo de brillo desde el inicio de temporada, cuando se hizo con las riendas del equipo nada más aterrizar en Londres desde el Real Madrid. Además, el técnico francés se ha visto obligado a redibujar su sistema desde que no puede contar con dos de los futbolistas que se mostraron mas inspirados en la primera mitad de la temporada. El joven galés Aaron Ramsey, de 23 años, que eclipsó a los más veteranos de la plantilla con su técnica y su velocidad a principio de curso, sufrió una lesión en el cuádriceps en un entrenamiento a finales de enero y estará en el dique seco prácticamente hasta mayo. Otro de los jóvenes de la plantilla, Theo Walcott, que se ha erigido a sus 24 años como una pieza fundamental tanto del Arsenal como de la selección inglesa, se desgarró por su parte el ligamento cruzado en el segundo partido del año, ante el Tottenham, y ha dado por cerrada la temporada.

A pesar de las dificultades, Wenger espera que su equipo, con el español Santi Cazorla al mando del centro del campo y el alemán Lucas Podolski en el ataque, sea capaz de amarrar un resultado positivo en casa para afrontar con ciertas garantías el encuentro de vuelta en Múnich.

Por su parte, el Bayern llega al duelo contra el Arsenal en medio de una temporada que cada vez parece más cercana a la perfección y que continúa lo realizado en el ejercicio anterior, cuando el equipo bávaro logró Bundesliga, Copa de Alemania y Liga de Campeones. La ventaja sobre el segundo en la Bundesliga es actualmente de 16 puntos, lo que hace casi segura la obtención del título, mientras que en la Copa de Alemania el Bayern ya está en semifinales, en las que se medirá al Kaiserslautern de la segunda división.

Ante ello, queda seguir avanzando en la Liga de Campeones y en el camino se atraviesa ahora justamente el Arsenal, uno de los pocos equipos que sabe lo que es ganar al Bayern en el pasado reciente. En lo personal, el Bayern llega con las bajas del francés Franck Ribery, del suizo Xerdhan Shaqiri -autor de dos goles en la victoria del sábado por 4-0 ante el Friburgo- y la ya consuetudinaria del central alemán Holger Badstuber.

Sin embargo, y pese a la importancia indudable que tiene un jugador como Ribery, la principal fuerza del Bayern en esta temporada ha estado precisamente en lo equilibrada que es su amplia plantilla, que le permite siempre cubrir ausencias importantes sin que se advierta una pérdida de calidad en el equipo. El sábado pasado, el entrenador Pep Guardiola dio descanso a jugadores como Thiago Alcántara y Mario Götze, que muy probablemente estarán hoy en el equipo titular. Götze podría estar en la banda izquierda, la posición habitual de Ribery, mientras que Thiago seguramente estará al lado del capitán Philipp Lahm en el centro del campo. Bastian Schweinsteiger, tras una pausa de dos meses por una lesión de tobillo, ha vuelto al equipo y ha tenido minutos en los últimos partidos pero es improbable que vaya a estar en la formación titular.

Arsenal: Szczesny; Gibbs, Mertesacker, Koscielny, Monreal; Oxlade-Chmberlain, Flamini, Cazorla; Özil, Podolski y Giroud.

Bayern Múnich: Neuer; Rafinha, Boateng, Dante, Alaba; Lahm, Thiago; Robben, Kroos, Götze; Müller.

Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia).