Público
Público

Dos artistas incomparables

Messi iguala los goles de Kubala, pero el carisma del mito húngaro parece insuperable

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Quién es mejor: Vettel o Fangio? Imposible de decir. Los tiempos son distintos. ¿Qué sentido tiene pues comparar a Messi con mi padre?', lanza Carlos Kubala, uno de los hijos del mito húngaro. 'Son dos artistas incomparables; dos genios con un don especial', prosigue.

Los que han visto jugar a Ladislao Kubala y Leo Messi coinciden en que no sería de recibo confrontar a un futbolista con otro. 'Seguramente Messi es el mejor jugador de la historia del Barcelona, pero Kubala logró su marca en un número determinado de partidos 24 menos que el argentino y en una época concreta', señaló durante el duelo ante el Atlético el periodista Joaquim Maria Puyal, narrador de los encuentros del Barça desde 1976.

'En nuestra época ni se entrenaba ni se cuidaba a los jugadores como ahora', apunta Ferran Olivella, compañero de vestuario de Laszi. Quizá, ante la comparación, sirva en este caso la reflexión hecha por Andoni Zubizarreta hace unos días, cuando le pidieron que contrastara al Barça de Guardiola con el Dream Team. 'Uno no destruye al otro. Sigo admirando enormemente a mi padre y no tiene nada que ver si yo fui o no mejor portero. La vida se construye a partir de sumar, no de eliminar', convino el exguardameta.

'El día en que el Barcelona tenga otro ídolo extraordinario, no superará el mérito de Kubala, que en su momento tocó la gloria y sobresalió en los máximos parámetros que alguien puede sobresalir vistiendo la camiseta azulgrana', insistió Puyal. 'La memoria de Kubala está en lo más alto. Es y será tan grande como el más grande'.

'Kubala revolucionó el fútbol en España', recordaba su buen amigo Gustau Biosca, ahora delicado de salud, en el programa Aquest any cent que Televisió de Catalunya dedicó al húngaro. 'Fue el primero que vimos conducir el balón con la cabeza alta, y lanzar las faltas con efecto y los penaltis, con paradinha', destaca el periodista Juan José Castillo, ya fallecido, en la biografía del astro: Kubala, el fútbol es mi vida. 'Aquí nadie lanzaba las faltas así', rememoraba Biosca. 'Quizá Didi, un brasileño del Madrid', añadía su compañero de correrías por la noche barcelonesa. 'El cabezón como Biosca se refería a Kubala nos enseñó la técnica individual'.

Celebraba Guardiola hace unos días que ver al Barça de hoy resulte tan placentero como acudir al Teatre Nacional. Hace ya 40 años, Pepe Samitier aseguró que Kubala 'había convertido el fútbol de opereta en una auténtica ópera'. 'Chamaco hizo pequeña la plaza de toros. Y Kubala, el campo de Les Corts',contaba Biosca sobre la construcción del Camp Nou.

A Carlos Kubala le llama la atención 'la humildad con que los dos asumen su grandeza'. También que, ante el elogio, 'ambos destaquen siempre la importancia del equipo'. 'En cuanto al juego, Messi tiene más velocidad en el dribling; mi padre también era rápido, pero tenía muchas más envergadura', concluye.

Nadie discute el carisma del húngaro, que aterrizó en Barcelona con 24 años, los que cuenta Messi ahora. Generoso dentro y fuera del campo, donde menos se asemeja a la Pulga. 'Si se encontraba con un compatriota por la calle pasando frío, se sacaba el abrigo y se lo regalaba. O le daba 10.000 pesetas para que cogiera el tren', recordaba su compañero Jordi Vila, también en TV3. 'Alguna vez llegó a la caseta no muy bien. Entonces, lo metía debajo de la ducha con agua fría, le daba una fricción con alcohol, un café y lo dejaba dormir. Y luego jugaba muy bien', reconocía Ángel Mur, masajista de ese equipo, poco antes de fallecer.