Público
Público

El Ascoli se deja meter un gol por fair-play

Marcó antideportivamente y regaló el 1-1.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hay veces que el fútbol se redime de sus propias trampas. El Ascoli, de la serie B italiana, predicó con el ejemplo el sábado cuando se dejó meter un gol por el Reggina para subsanar que se había adelantado en el marcador aprovechándose de la lesión de un contrario. Todo comenzó cuando Valdez, defensor del Reggina, despejó un balón en su área y a continuación solicitó que se parara el juego al sentir un fuerte pinchazo en su pierna izquierda. Sommese, del Ascoli, que recogió el balón en la banda izquierda, hizo caso omiso de la petición de Valdez y profundizó hasta la línea de fondo para asistir a su compañero Antenucci, que empujó la pelota a placer. Los jugadores del Reggina, que se quedaron clavados ante el gesto antideportivo de Sommese, se lanzarón a por éste tras el gol para recriminarle y soltarle algún que otro mamporro, lo que le supuso la expulsión a Costa.

Tras la tangana, Pillon, técnico del Ascoli, llamó a capítulo a sus jugadores y les ordenó que dejaran que el Reggina empatara. Pagano, sin oposición alguna, hizo el gol del fair-play. Le dejaron avanzar y Frezzolini, el meta del Ascoli hizo la estatua ante su remate.

Pillon quiso explicar lo sucedido: 'Yo no me di cuenta de la lesión de Valdez ni Sommese tampoco. Después del gol hablamos y, entre todos, decidimos dejarnos empatar. Todos recordamos cómo se ha comportado Francia recientemente'. El gesto que no supo tener Henry , que desoló a un país entero, sí lo concibió un modesto equipo, aunque no todos sus jugadores estuvieron de acuerdo con la decisión tomada. Sommese, el espabilado que no tiró la pelota fuera, no estaba muy convencido de la deportiva acción emprendida por su sentrenador sus compañeros: 'Después del gol recibí muchas patadas y puñetazos, yo no quería que nos empataran'. Finalmente, el Ascoli ganó el partido.

'El Ascoli ha dado un raro ejemplo de lealtad deportiva. Honor al Ascoli', exclamó Iaconi, entrenador del Reggina, pero también con pasado en el banquillo de sus rivales del sábado. No obstante, Iaconi acusó a Valdez: 'Valdez podía haber despejado el balón más fuerte y todo se podía haber evitado'.