Público
Público

El ataque y el galope

Cesc recibe el alta médica y Guardiola medita incluirlo en su lista de convocados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Orgulloso de Andalucía comparece esta noche (22.00 h.) el Sevilla en el Camp Nou y orgulloso de que lo esté lo recibe Pep Guardiola, un espíritu cosmopolita que, además, dirige al equipo que más goles ha marcado en casa (21) este curso y el único, junto al Atlético, que, en contra, mantiene su contador a cero. Ese impresionante 21-0 le permite al Barcelona mantener el coliderato de la Liga junto al Levante, pero no le salvaguarda de la contra del Sevilla, el arma más punzante de los de Marcelino García Toral, según el técnico azulgrana. 'Tras el Madrid, que es el mejor del mundo, es el equipo más fuerte en ese aspecto', aseveró Guardiola. 'Tienen mucha pierna arriba, son muy poderosos al espacio, salen muy rápido y, además, nos cortarán pasillos interiores', advirtió, tras recordar que el Sevilla, cuarto clasificado, no ha perdido fuera de casa (tres empates) y sólo ha encajado dos goles.

'Será una buena prueba para saber cómo estamos', concluyó Guardiola, que, sin embargo, le tiene muy bien cogida la medida a los sevillanos: cinco victorias y un empate en sus enfrentamientos. Para ese test, el preparador no podrá contar con Piqué lesionado ante el Viktoria, pero sí con Cesc, que ayer recibió el alta médica tras 20 días de baja por una rotura en el bíceps femoral. 'Justito de jugadores delante', Guardiola reclutó de nuevo al canterano Cuenca.

'Si tienen cualidades, hay que darles minutos poco a poco. Sólo así podremos ir sustituyendo a la actual generación, que, ya aviso, es irrepetible', explicó el técnico, muy satisfecho de la fiesta con la que se inauguró la nueva Masia y, sobre todo, de los productos que salieron de la vieja. 'Esta generación es la excepción. Que tres candidatos al Balón de Oro se hayan criado aquí [Messi, Xavi e Iniesta] y que haya diez canteranos asentados en el primer equipo es un éxito colectivo muy grande, el mayor', apostilló Guardiola.

Admirado, también se lo reconoció Toral, que, sin Spahic, Perotti y Negredo, tendrá que recomponer su habitual dibujo y jugará con un único delantero.