Publicado: 24.01.2016 14:18 |Actualizado: 24.01.2016 14:18

El Athletic se apoya en Aduriz para golear al Eibar en San Mamés

El equipo bilbaíno remontó el gol inicial de los visitantes y terminó goleando (5-2) al equipo armero. Aduriz, con un doblete, suma ya 13 goles en liga. Completaron la cuenta goleadora Merino, Laporte y Dos Santos, en propia puerta, para los locales, y Borja Bastón, para el Eibar.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Aduriz celebra con sus compañeros uno de sus dos goles. EFE/Luis Tejido

Aduriz celebra con sus compañeros uno de sus dos goles. EFE/Luis Tejido

BILBAO.- El Athletic Club ha goleado este domingo al Eibar en una espectacular matinal en San Mamés, un derbi vasco marcado por el fútbol ofensivo y los muchos tantos marcados, algunos de ellos golazos que han abrillantado aún más el ya llamativo 5-2 que ha reflejado el resultado final.

Ha sido también un duelo de pistoleros, de matadores, un mano a manos entre Borja Bastón y Aritz Aduriz que ha acabado equilibrado por los dos goles marcados por cada uno.

Si acaso, con ventaja a los puntos del ariete local por la belleza de sus tantos, dos sensacional voleas con las que puesto el 1-1 y el 4-2 con las que llega ya a los 25 goles esta temporada, 13 en Liga. Bastón, que ha abierto el marcador y ha puesto el 3-2 en un penalti de Laporte a Keko Gontán, lleva uno más en Liga, 14.



Han completado la cuenta goleadora de la matinal los rojiblancos Sabin Merino y Aymeric Laporte, marcando de cabeza en jugadas de estrategia el 2-1 y el 3-1, y el argentino Mauro dos Santos, subiendo al marcador el 5-2 final en propia puerta.

También Aleksandar Pantic estuvo a punto de meterse un gol en propia puerta, que pudo ser el 6-2 en el tramo final del encuentro. Un resultado que pudo lograr también Aduriz en una picada sobre Riesgo en el minuto 90 que se le marchó fuera. Y Keko el 5-3 casi en la última jugada del partido, una vaselina escorado a la derecha que salió lamiendo el larguero.

La victoria de esta mañana le permite al equipo de Ernesto Valverde, octavo a falta de que se complete la jornada, recortar distancia con respecto a sus rivales en la pelea europea. Entre esos rivales están los de José Luis Mendilibar, que aguantan en la destacada sexta plaza que ocupan a la espera de lo que haga el Sevilla esta tarde en el Vicente Calderón.

Un cabezazo de Bóveda, sorprendente central en la alineación local, en un golpe franco botado por Beñat abrió una primera espectacular de ritmo, llegadas, ocasiones y goles. Más bien golazos. El primero en una contra perfecta del Eibar, iniciada por Saúl Berjón, continuada por Dani García, Keko, Capa, desplegándose hacia el área rival, Sergi Enrich, dejando pasar el balón en una asistencia sin tocar la pelota, y Borja Bastón, que definió con pedía la espléndida jugada de su equipo.

Borja Bastón, autor de dos goles en el derbi vasco en San Mamés. EFE/Luis Tejido

Borja Bastón, autor de dos goles en el derbi vasco en San Mamés. EFE/Luis Tejido

Acusó el golpe más la grada de San Mamés, enfadada con su equipo, que el propio Athletic, que rápidamente equilibró el marcador con otro tanto sobresaliente. Una volea en medio chilena de Aduriz para rematar un centro desde la derecha de De Marcos.

Todavía estaba por definir un choque con las delanteras imponiéndose a las defensa y ambos equipos con problemas para sacar el juego desde atrás.

En una de esas acciones, un despeje apurado de Bóveda, Saúl Berjón se quedó solo ante Herrerín con tanto espacio y tanto tiempo que pensó demasiado y acabó disparando al larguero.

Ya para entonces se había lesionado Ramis y tuvo que ser sustituido, lo que pagó caro el Eibar en el juego aéreo. La primera vez quizás en la jugada del 2-1, un córner botado por Beñat en el que Sabin se adelantó a la defensa visitante cabeceando en el primer palo para batir al sorprendido Riesgo.

Ya con el Athletic claramente dominador del partido con Susaeta, Muniain y De Marcos haciendo mucho daño, llegó la jugada de estrategia que derivó en el 3-1. Fue un centro de Beñats que cabeceó Laporte, solo y superada toda la defensa armera, al borde del área fusilando a Riesgo.

Duelo goleador entre Aduriz y Bastón

No cambió las cosas el pasó por el vestuario, ya que en el arranque de la segunda mitad una caída en el área local de Keko ante la entrada de Laporte, con el que venía pugnando por el balón unos cuantos metros, fue sancionado con penalti. Borja Bastón transformó en el 3-2 con contundencia.

Reaccionó de nuevo el Athletic y volvió a ampliar distancias con otro golazo de Aduriz. Impresionante volea a bote pronto del donostiarra, a centro de Balenziaga, que incide en la idea generalizada de que el ariete rojiblanco con el paso los años rejuvenece en vez de envejecer.

No acabó ahí la cosa y Dos Santos puso el 5-2 en propia puerta tratando de cortar un pase, que era de gol, de Lekue a Aduriz. Y aún pudieron llegar el 6-2, en otro despeje de Pantic y en una picada de Aduriz, e incluso el 5-3, en una vaselina de Keko, escorado a la derecha, que lamió el larguero.

De plasmarse esas últimas ocasiones de Aduriz y Keko no hubiesen sido sino un brillante epílogo de un partido espléndido en el que el Eibar abrió el marcador y pudo poner el 1-2 antes de que el Athletic se desatase y acabase goleando liderado, una vez más, por su más ilustre veterano, Aritz Aduriz.