Publicado: 10.03.2016 23:21 |Actualizado: 10.03.2016 23:21

El Athletic cobra ventaja bajo el agua

Los de Valverde se imponen al Valencia en San Mamés (1-0) con un tanto de Raúl García

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Raúl García celebra con sus compañeros su gol al Valencia. EFE/Luis Tejido

Raúl García celebra con sus compañeros su gol al Valencia. EFE/Luis Tejido

El Athletic Club ha ganado al Valencia CF (1-0) en el duelo 'fraternal' de ida de los octavos de final de la Europa League en un San Mamés convertido en humedal, y al final en barrizal, por el aguacero que cayó en Bilbao y que condicionó del todo un choque dominado por un Athletic que mereció ganar más holgadamente pero que se estrelló en el muro de Mathew Ryan, pues el guardameta lo sacó todo para dejar abierta la eliminatoria y abrir la posibilidad de una remontada en Mestalla.

La intensa lluvia caída sobre San Mamés, que obligó a los operarios a achicar agua en los prolegómenos del choque, no dio tregua ni a 'leones' ni a 'chés' y poco a poco convirtió el terreno de juego en un humedal y, en la zona central, en un barrizal donde era bien difícil jugar. Y, más acostumbrado a ello, recordando noches épicas en la vieja Catedral, el Athletic sacó provecho y se irá a Valencia con una cierta ventaja, aunque mínima.

Se le escapó el 2-0 al Athletic en el minuto 92 en una contra en la que un agotado Aritz Aduriz envió alto su disparo en un mano a mano con Ryan, aunque el delantero llegó perseguido por la zaga valencianista. Duda hasta el último momento, por un golpe recibido contra el Sporting de Gijón el pasado fin de semana, finalmente Aduriz jugó y fue de nuevo el faro, la referencia ofensiva. No marcó, pero fue clave en las acciones ofensivas de los suyos.



Pese a las inclemencias del cielo hubo fútbol, y el Athletic lo puso en mayor medida. Dominó el partido el equipo bilbaíno, más cómodo en la férrea lucha y en el cansancio que propuso de la mano de la lluvia. Convirtió el hándicap en aliado, y si el Valencia no murió ahogado en San Mamés fue gracias al muro en que se convirtió Mathew Ryan, que sacó de puños todo centro o disparo que se acercara a su arco, excepto en el gol de Raúl García.

En el minuto 20 se dio un centro preciso de Beñat de falta y Raúl García entró en el área por el palo corto libre de marca y de un cabezazo excelso superó a Ryan, cruzando el balón por completo y ahondando en la herida del Valencia a balón parado. Otro gol más encajado de estrategia por los de Gary Neville, condenados por ello, aunque el guardameta australiano les sacó de una derrota peor.

Tuvo una opción Rodrigo para igualar poco después del gol de Raúl García, pero Herrerín también estuvo bien. Jugó la Copa y suya es la Europa League y hoy se ganó la confianza de Ernesto Valverde. Tuvo poco trabajo pero lo resolvió bien, en un escenario malo para los guardametas por lo resbaladizo del balón. Bueno y bonito duelo de porteros que ganó Ryan por el mero hecho de que tuvo más acciones por solventar, y lo hizo con acierto.

Pero el Athletic ganó y, aunque por la mínima, cobra esa ventaja. Irá a Mestalla a defender este 1-0, renta escasa vistas las muchas más ocasiones que tuvo y vista la energía con la que encaró este duelo. Quizá mereció irse con una renta más cómoda el equipo bilbaíno, pero el Valencia supo sufrir y se ha ganado el derecho a vivir una noche épica en Mestalla, donde intentará remontar y colarse en los cuartos de final. Y eso que Aduriz, agotado, falló la sentencia en el descuento.

Aduriz tuvo varias opciones de aumentar la diferencia, también Beñat en faltas directas, y un Sabin Merino que sabedor de que fue el héroe en la vuelta contra el Olympique de Marsella en los dieciseisavos quiso volver a marcar para llevarse la fama, y estuvo cerca y voluntarioso pero se topó con Ryan, insuperable en una segunda parte donde el Athletic jugó al frontón.

Resultado abierto, todo por decidir, y unos 90 minutos como mínimo que se prevén intensos y distintos salvo que Valencia y Mestalla vivan también un aguacero como este. Y es que el agua lo cambió todo, y obligó a jugar en largo y directo y, ahí, el Athletic estuvo inconmensurable, pues es superior y lo demostró.

Intentó Neville la épica dando entrada finalmente a Alcácer para jugar con dos puntas, junto a Negredo, los últimos minutos. Pero no tuvo el balón el Valencia, no pudieron salir de un área en la que se encerraron por la presión del Athletic, donde rayó a buen nivel Iturraspe. En principio fuera, entró en liza por la inminente paternidad de San José que hizo que el centrocampista causara baja en la convocatoria.

Ficha técnica:

1 - Athletic Club de Bilbao: Iago Herrerín; De Marcos, Etxeita, Laporte, Balenziaga; Iturraspe (Mikel Rico, m.82), Beñat; Susaeta (Elustondo, m.73), Raúl García, Muniain (Sabin Merino, m.54); y Aduriz.

0 - Valencia CF: Ryan; Barragán, Mustafi, Abdennour, Gayá; Javi Fuego, Parejo (Alcácer, m.82), Danilo; Piatti (André Gomes, m.70), Rodrigo (Feghouli, m.86) y Negredo.

Gol: 1-0, m.20: Raúl García.

Árbitro: Björn Kuipers (Holanda). Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Javi Fuego (63'), Danilo (66) y Mustafi (71).

Incidencias: Partido de ida de octavos de final de la Liga Europa, disputado en San Mamés ante unos 35.000 espectadores.