Público
Público

El Athletic se da un festín a costa del Sporting

Este resultado le mantiene en Europa, mientras el Almería mantiene vivo sus sueños de mantenerse en primera y el Getafe se da un festín contra el Deportivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Athletic Club ha fortalecido su posición europea con una exhibición ante el Sporting de Gijón. El resultado final, 3-0, ha confirmado su mejor partido de los últimos años y le ha permitido llegar hasta la quinta plaza de la clasificación.

David López, de penalti, Toquero, con su tercer tanto en dos encuentros y Llorente, con su gol número 13 en el presente campeonato liguero, han plasmado la que ha sido la cuarta victoria consecutiva del conjunto rojiblanco, que no para de crecer en las últimas semanas.

El Sporting, por su parte, ha visto frenada la buena racha de 10 puntos de 12 posibles con la que llegó a San Mamés, donde, no obstante, se ha visto superado de principio a fin. Los de Manolo Preciado no se descuelgan mucho si se tienen en cuenta los resultados de otros encuentros.

David López marcó el 1-0 de penalty después de un claro agarrón de Gregory sobre Llorente. Aparte del gol, la pena máxima tuvo graves consecuencias sobre el Sporting que se quedó con diez por la doble amarilla del central. Muniain hizo la jugada del segundo en el minuto 22 con una espléndida internada por la línea de fondo que acabó con un pase atrás para que Toquero marcase el 2-0.

El arranque de la segunda mitad del Athletic fue pletórico, con córner tras córner sobre la portería de Cuéllar, frente a la cual rozaron el tercer tanto, sucesivamente, Llorente, Muniain en una jugada maradoniana, San José, Toquero, por dos veces, y Orbaiz. Ese 3-0 lo marcó Llorente, que suma y sigue y ha alcanzado ya 13 goles en Liga, 14 en lo que va de temporada con el Athletic. El ariete internacional puso la guinda a una buena combinación iniciada por Muniain y continuada por Susaeta, que dejó el balón en bandeja al '9'.

El Getafe 'bailó' al Deportivo al ritmo de Javier Casquero y Jaime Gavilán, que dirigieron la goleada de su equipo. El 4-1 final refleja la buena conexión de los delanteros Adrián Colunga y el venezolano Nicolás Fedor 'Miku', autores de tres de los cuatro tantos madrileños.

El equipo de Míchel ha necesitado demasiados partidos para ganar en 2011. El mes de diciembre del año anterior culminó para el Getafe con una impresionante racha de encuentros sin perder. Sumó siete. Pero este año, la escuadra madrileña es una montaña rusa, un club de emociones deportivas irregulares que es capaz de ofrecer lo mejor y lo peor. Hasta la visita del Deportivo, llevaba seis duelos oficiales sin ganar y cinco perdiendo.

Pero la sanción de Parejo y la mala racha del equipo, dejaron un hueco en el once para Casquero y no defraudó. Aportó la coherencia que faltaba al juego madrileño en los últimos tiempos y ofreció su candidatura a disfrutar de más minutos. Ayudado por un genial Jaime Gavilán, autor de tres asistencias de gol, y por una dupla de delanteros enchufada, el Getafe sentenció el partido en la primera parte.

El primero en marcar fue Adrián Colunga, que, en el minuto 19, aprovechó una prolongación de Miku para batir en el mano a mano a Aranzubia. Poco después, el asturiano se benefició de un pase de Jaime Gavilán para hacer el segundo. Y, para completar el trío de tantos, Miku se apuntó el último de la primera parte con otra asistencia del extremo zurdo valenciano.

Aun así, Riki pudo iniciar la remontada en la reanudación con un disparo al poste, pero esa oportunidad fue sólo un espejismo. Jaime Gavilán se encargó de acabar con cualquier esperanza con su tercer pase de gol del día. Éste lo aprovecho Pedro Ríos para marcar el cuarto, que cerró un marcador abultado maquillado con el gol de penalti anotado por Riki.

Osasuna y Mallorca se tuvieron que conformar con un punto tras un flojo encuentro en el estadio Reyno de Navarra, donde el uruguayo 'Chori' Castro neutralizó al filo del descanso el tempranero gol local del navarro Miguel Flaño.

Los locales se adelantaron con un gol de estrategia. Puñal lanzó una falta lateral, Aranda remató de cabeza en el segundo palo y el rechace en corto y al centro de Aouate lo aprovechó el central Miguel Flaño para establecer el 1-0 a los 8 minutos. Osasuna se mostró impreciso en defensa y un fallo de Sergio costó un susto de Nsue, cuyo remate sin ángulo lo despejó Ricardo.

Michael Laudrup, técnico del Mallorca, decidió cambiar de bandas a Castro y Pereira. Éste sorprendió a Osasuna por la banda izquierda y su centro hacia atrás lo enganchó Castro para igualar de tiro raso a los 37 minutos.

En una primera parte de más ocasiones que juego, los de José Antonio Camacho pudieron volver a adelantarse por mediación de Pandiani, quien primero no dirigió bien un remate de cabeza y después estrelló el balón en el larguero con un disparo desde la frontal, mientras que Rubén se mostró peligroso en un par de saques de esquina sin que Ricardo tuviera que intervenir.

El Mallorca empezó muy cómodo la segunda parte. La pelota circuló más tiempo en la parcela de campo de Osasuna que cerca del área visitante en los primeros minutos, pero el trabajo incansable de Nsue no tuvo recompensa. La única ocasión clara del segundo acto fue para Osasuna y en el minuto 89, pero ni Pandiani ni Lekic definieron ante el marco del Mallorca, que al menos frenó su racha de derrotas.

El Real Zaragoza y el Rácing de Santander perdieron una buena oportunidad para alejarse de la zona peligrosa de la clasificación tras empatar a un tanto en La Romareda en un partido marcado por el esfuerzo físico de ambos conjuntos y la falta de acierto local, en el tramo final, que impidió la victoria maña

El primer periodo apenas registró oportunidades de gol. La primera fue para los hombres de Javier Aguirre en el minuto 7 con un remate que acabó en el lateral de la red. Con el juego atascado en la zona medular el Rácing aprovechó una falta botada desde su banda derecha para adelantarse en el marcador tras un error de marcaje local, que dejó completamente solo al lateral Christian para marcar de cabeza a placer.

El Real Zaragoza no consiguió abrir el entramado defensivo del equipo cántabro hasta cerca del final. Con más ritmo en su juego el conjunto maño empató en el minuto 40, gracias a un magnífico pase elevado del capitán, Gabriel Fernández 'Gabi', al holandés Said Boutahar que batió al meta racinguista por bajo.

Con el impulso del gol el conjunto de Aguirre pudo haberse marchado al descanso por delante si no hubiera sido porque Pinillos salvó a su equipo evitando un nuevo gol de Boutahar en una postura acrobática a un minuto de la conclusión del primer periodo.

Tras el descanso, un Zaragoza más ambicioso intentó adelantarse en el marcador apretando al equipo montañés y a punto estuvo de lograrlo en el minuto 49, tras una gran jugada de 'Braulio' Nóbrega que se fue de cuanto defensor le salió al paso pero que en su remate se encontró con un inspirado Toño que con su rápida salida evitó el tanto.

Sin embargo, el efecto se fue diluyendo conforme transcurrieron los minutos. El cansancio de los equipos comenzó a notarse y el equilibrio táctico comenzó a romperse con jugadores que ya no eran capaces de recuperar su posición como en el primer periodo y que abrían el partido a cualquier posible acción acertada de uno u otro conjunto, los locales dominando y los visitantes a la contra.

El Real Zaragoza empujó al Rácing al borde de su área y tuvo hasta tres opciones de marcar en los últimos minutos pero el acierto de Toño ante Sinama-Pongolle y la falta de definición de Ángel Lafita, primero, y del checo Jiri Jarosik, después, impidieron que los hombres de Javier Aguirre prolongaran su racha de victorias.

El Almería logró una importante victoria ante el Espanyol, 3-2, algo que le permite encarar con optimismo la lucha por eludir los puestos de descenso. El equipo andaluz afrontó el partido empujado por la necesidad de conseguir el triunfo y su arranque fue espectacular, ayudado en parte por una mala actuación de Kameni, que se quedó a media salida en el primer gol y al que se le coló el balón por debajo del cuerpo en el segundo.

La primera llegada del Espanyol se produjo al cuarto de hora, cuando Callejón probó fortuna con un tiro lejano, aunque se encontró con Diego Alves bien colocado. En ese momento, el Espanyol reaccionó y acortó distancias antes del descanso. La acción nació en los pies de Sergio García y la terminó Verdú, con un primer disparo que rechazó Alves y un segundo que significó el 3-1.

Tras el paso por los vestuarios, el conjunto catalán salió dispuesto a meterse en el partido pronto, y lo consiguió, ya que Álvaro Vázquez remató un buen centro de Chica para acortar distancias en el minuto 48. A partir de ese tanto, el conjunto blanquiazul tuvo más posesión y más llegada, de tal forma que el propio Álvaro tuvo el empate en el ecuador de la segunda mitad, pero no supo definir ante Alves.

El técnico visitante, Mauricio Pochettino, lo intentó con Iván Alonso, afortunado en sus visitas a Almería, mientras que los locales buscaron velocidad con la entrada del francés Feghouli. El Almería estuvo cerca del gol con un disparo del francés, que despejó a córner Kameni a pocos minutos del final de un partido que fue trepidante hasta el último momento pero que se llevaron los locales ante la falta de intensidad del Espanyol en el primer tramo del duelo.