Público
Público

El Athletic también dice adiós a la Copa

Los bilbaínos se despiden del torneo tras empatar en casa ante el Eibar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La SD Eibar ha dado este miércoles la campanada en San Mamés al empatar a un gol con el Athletic Club en la vuelta de diecisesavos de final de la Copa del Rey, un resultado que, combinado con el 0-0 de la ida en Ipurua, da el billete al conjunto armero para medirse al Málaga en octavos.

Ha sido clave en la eliminatoria el tanto de los de Gaizka Garitano, un perfecto penalti a la escuadra lanzado por el exjugador del Athletic Mikel Arruabarrena, en el minuto 71. La pena máxima fue señalada en una entrada de Fernando Amorebieta a David Mainz.

Aritz Aduriz dio un hilo de esperanza a los locales en el minuto 88 con su duodécimo gol de la temporada, un nuevo cabezazo a centro de Ibai Gómez, pero al equipo bilbaíno ya no le dio tiempo a más en cinco minutos llenos de parones.

Con esta de la Copa, son ya dos las eliminaciones del Athletic en apenas una semana, tras la sufrida el pasado jueves en la Liga Europa. No se ha llegado a Navidades y el Athletic ya no está en ninguna de las dos competiciones en las que la temporada anterior llegó a la final. Hoy, además, el Athletic no puede poner ningún pero a una eliminación que se ganó en 90 minutos en los que no fue superior a un rival de Segunda B.

Comenzó amagando chispa el partido, pero pronto se apagó y se tornó un tanto insulso. Un ritmo que le iba mejor al Eibar, hasta el punto de hacerse con el control del juego y en el ecuador de la primera mitad encadenar varias llegadas con cierto peligro, aunque sin concretarlas en ocasiones de gol. Por no haber, en los primeros 45 minutos casi no hubo ni silbidos a Llorente, una constante esta temporada desde que se conoció la decisión de no renovar del ariete internacional.

Ante el pobre rendimiento de su equipo, Bielsa reaccionó en los vestuarios y decidió la entrada en el campo de Susaeta y Aduriz en lugar de Ramalho y Llorente, quienes no eran, ni muchos menos, los responsables de lo que estaba haciendo su equipo. El argentino pudo cambiar a cualquiera porque, excepto Raúl, ninguno de los jugadores de campo estuvo afortunado.

Con De Marcos en el lateral derecho, Susaeta por delante de él, Ibai cambiado a la banda izquierda y Muniain mucho más activado por dentro, el Athletic mejoró de la segunda parte y encadenó hasta cinco córners en diez minutos.

Dos jugadas de Muniain, una colada al área escorado a la derecha y un disparo desde la frontal, animaron el partido y a los aficionado locales. Un centro de Mainz al que no llegó Arrubarrena, una llegada al área de Herrera en la que el bilbaíno no pudo superar a Xabi y una parada de Raúl a un balón peinado por su compañero San José dejaron el choque en su último cuarto en manos de quien marcase primero.

Y fue el Eibar el que lo hizo. Arrubarrena transformó con un impecable disparo por la escuadra un penalti de Amorebieta a Mainz. Apretó hasta el final el Athletic, incluso llegó a empatar gracias a Aduriz -otra vez y de nuevo a centro de Ibai Gómez-, pero no le dio tiempo a más y volvió a ofrecer otra penosa despedida, esta de la Copa, a San Mamés.

1 - Athletic: Raúl; Ramalho (Susaeta, min.46), Ekiza, Amorebieta (Aymeric, min.73), Aurtenetxe; San José, De Marcos, Herrera; Ibai Gómez, Llorente (Aduriz, min.46) y Muniain.

1 - Eibar: Xabi Irureta; Bóveda, Añibarro, Raúl Navas, Bingen; Errasti, Dani García (Aimar, mi.90); Abaroa, Arruabarrena, Rubén Arroyo (Capa, min.87); y Mainz (Diego Jiménez, min.80).

Goles: 0-1, min.71: Arruabarena, de penalti. 1-1, min.88: Aduriz.

Árbitro: Velasco Carballo (Comité madrileño). Mostró tarjeta amarilla a los locales Muniain, San José y Aduriz, y a los visitantes Errasti, Aruabarrena, Bóveda y Dani García.

Incidencias: Partido de vuelta de dieciseisavos de final de la Copa del rey en San Mamés ante unos 25.000 espectadores.