Publicado: 22.10.2015 22:58 |Actualizado: 22.10.2015 22:58

El Athletic responde a lo grande en Belgrado y recupera el liderato

Los de Valverde vencen al Partizan (0-2) con tantos de Raúl García y Beñat

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Los jugadores del Athletic celebran el segundo gol. EFE/Koca Sulejmanovic

Los jugadores del Athletic celebran el segundo gol. EFE/Koca Sulejmanovic

El Athletic Club de Bilbao obtuvo una valiosa victoria por 0-2 en la cancha del Partizan de Belgrado, el hasta ahora líder del grupo L, en la tercera jornada de la fase de grupos de la Europa League, y obtuvo así su primer triunfo a domicilio de esta temporada para empatar con los serbios con seis puntos.

Los hombres de Ernesto Valverde necesitaban al menos puntuar y lograron el triunfo gracias a los tantos de Raúl García y Beñat Etxebarría. El Partizan, por su parte, notó en demasía las numerosas bajas con las que afrontó este encuentro.

El conjunto vasco arrancó el partido mejor que su rival, y desde el primer minuto asumió el papel de protagonista, y es que la necesidad de puntuar en Belgrado obligó a ello. El Partizan, acosado por las bajas y con una mejor posición en el grupo, no tuvo problemas en ceder el esférico a los rojiblancos.



Pasada la media hora de juego el equipo del 'Txingurri' Valverde logró el tan ansiado gol. Una cabalgada de Óscar De Marcos por la banda derecha desembocó en un centro que Raúl García, sin oposición de la defensa local, aprovechó para abrir la lata con un remate picado.

El gol llenó de confianza a los 'leones', y es que el Athletic pudo ampliar su renta merced a un gran disparo de Aritz Aduriz desde la frontal que se encontró con la mano salvadora de Zivko Zivkovic, y dos minutos después Iñaki Williams no logró culminar un gran contragolpe al errar un mano a mano frente al guardameta serbio.

Con la ventaja por la mínima favorable a un Athletic sólido se llegó al tiempo de descanso. Los bilbaínos realizaron unos primeros 45 minutos serios, y no dieron oportunidades al equipo de Ljubinko Drulovic de amenazar la portería de Iago Herrerín, el guardameta habitual de la Europa League.

La segunda mitad siguió los derroteros de la primera, con un Athletic que se limitó a contemporizar y a defender la renta. Beñat Etxebarría probó fortuna en el 57 con un gran disparo de que Zivkovic despejó, y volvió a poner en dificultades al arquero serbio 10 minutos después con una falta directa. No perdonó la próxima.

Y es que a 5 minutos del final del encuentro Beñat, de libre directo, anotó uno de los mejores goles de la jornada. Con su técnica depurada, una especie de golpeo de 'folha seca', logró superar la barrera y mandar la pelota al fondo de las redes. Esta vez Zivkovic, que estaba realizando una gran actuación, no pudo hacer nada.

El golazo del vizcaíno cerró definitivamente el partido y certificó un importante triunfo a domicilio de los hombres de Valverde, que aún no habían vencido lejos de San Mamés esta temporada. El Partizan no opuso demasiada resistencia en uno de los mejores partidos de los vascos esta temporada.

Con este triunfo, el Athletic, que ganó en casa al Augsburgo y perdió en Alkmaar frente al AZ, empata al frente del grupo L con el Partizan, ambos con 6 puntos. Por su parte, tanto alemanes como holandeses cuentan con 3 puntos, después de que el Augsburgo lograse la victoria en Holanda (0-1).

Ficha técnica:

0 - FK Partizan Belgrado: Zivko Zivkovic; Vulicevic, Ostojic, Fabricio, Lekovic; Nemanja Petrovic, Lukic, Ninkovic (Trujic, m.84); Andrija Zivkovic, Stevanovic (Saponjic, m.79); y Bozhinov (Grbic, m.64).

2 - Athletic Club: Iago Herrerín; De Marcos, Etxeita, Laporte, Balenziaga; San José, Beñat (Elustondo, m.90); Wiiliams (Bóveda, mi.85), Raúl García, Susaeta (Sabin, m.55); y Aduriz.

Goles: 0-1, min.31: Raúl García. 0-2, m.85: Beñat.

Árbitro: Pawel Raczkowski (Polonia). Mostró tarjeta amarilla a los locales Lukic (62') y Ostojic (84), y a los visitantes Beñat (42), De Marcos (50) y Laporte (53).

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del Grupo L de la Liga Europa, disputado en el Estadio Partizan con un centenar de seguidores rojiblancos en las gradas.