Publicado: 07.12.2013 18:50 |Actualizado: 07.12.2013 18:50

El Atleti golea en veinte minutos

El Sant Andreu, que llevaba treinta partidos sin perder en casa, no pudo hacer nada en la Copa ante un equipo con mayúsculas que se toma en serio todos los encuentros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Veinte minutos necesitó el Atlético de Madrid para resolver su debut en la Copa del Rey ante el Sant Andreu, al que derrotó a domicilio por un contundente 0-4 para convertir la vuelta de estos dieciseisavos de final en el Vicente Calderón en un mero trámite.

El conjunto barcelonés, que llevaba treinta partidos sin perder en el Narcís Sala, nada pudo hacer ante un equipo con mayúsculas, un conjunto muy sólido que se toma con la misma seriedad un encuentro contra la elite europea que ante un Segunda B.

Simeone alineó de salida un mezcla de titulares y suplentes suficientemente solvente para no pasar ningún tipo de apuro en su estreno copero, manteniendo la presión arriba, la intensidad en todas las líneas y su habitual rigor táctico. Raúl García avisó en la primera jugada del partido, y diez minutos después hizo el primero al rematar de primera un centro al área de Filipe Luis. El segundo tanto visitante llegó a los veinte minutos, cuando Arda Turan empujó a placer un servicio de Manquillo desde la línea de fondo.

El 0-2 sentó bien al Sant Andreu, que abandonó su timidez inicial para hilvanar un fútbol menos acomplejado y estirar algo sus líneas en busca de la meta defendida por Aranzubia. El conjunto cuatribarrado no consiguió generar peligro, pero al menos logró que se viera un partido algo más parejo hasta llegar al descanso. En la recta final de esta primera mitad, Tiago, de tiro cruzado, a punto estuvo de hacer el tercero, pero su disparo se marcho por la derecha de la portería defendida por Morales.

Arda firmaría el doblete pasados diez minutos de la reanudación, al resolver con enorme clase un pequeño lío dentro del área. Ahora sí, con el 0-3, el Atlético se permitió un respiro que el Sant Andreu, un equipo bienintencionado que sobrevive en la Segunda B con uno de los presupuesto más bajos de la categoría, intentó aprovechar para contentar a su afición. De hecho, los locales, que ni siquiera dieron una patada de más para frenar a los colchoneros, tuvieron una triple ocasión en apenas un minuto. Mouriño cabeceó al palo, Carroza obligó a lucirse a Aranzubia en el rechace y, en el córner posterior, Ferrón puso de nuevo a prueba al meta atlético.

Con el partido ya resuelto, Simeone sacó a todas la artillería que le quedaba en el banquillo. Diego Costa y Villa jugaron el último tercio del choque para aprovechar las autopistas que dejaba ya el equipo de Patxi Salinas, muy cansando por la exigencia física a la que te somete siempre el Atlético. Diego Costa tuvo un para de ocasiones para aumentar la cuenta, pero la defensa del Sant Andreu las desbarataron a tiempo. Villa, en jugada personal, no perdonó en cambio la suya y redondeó el marcador con el cuarto de la tarde.