Público
Público

Atlético, una fiera

Falcao marca tres goles y los rojiblancos destrozan al Racing

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lo anormal era que el Atlético se hubiese acostumbrado a sudar sangre para doblegar a rivales como el Racing. En otros tiempos, la rutina dictaba que citas así se despachaban con la solvencia y rotundidad exhibidas ayer. Los rojiblancos, organizados alrededor de Diego y fiados a la puntería de Falcao, resolvieron el choque en poca más de media hora. Encerraron al conjunto cántabro, marcaron dos goles y le regalaron a la hinchada una agradable tarde en el ocaso del verano, rubricada con una goleada para la ilusión.

A la espera de exámenes de mayor enjundia, tipos como Diego y Falcao parecen de otra pasta. Curtidos en clubes que acostumbran a manejarse con soltura por Europa, ejercen el liderazgo que se les supone con la naturalidad propia del aquellos que se saben y se creen superiores. El brasileño propone y Falcao dispone.

El primer 'hat-trick' del colombiano ilustra su amplio repertorio

Diego es mucho más de lo que soñaban desde hace años en el Manzanares. Hartos de reclamar un centrocampista organizador, los seguidores se frotan los ojos. El brasileño es mucho más que eso. No se recuerda en lustros un jugador con rayas rojas y blancas con un concepto de fútbol tan global y exquisito a la vez. Diego tira diagonales con la misma bella precisión que dibuja recortes y sombreros imposibles. Le falta un punto físico fue sustituido en el descanso,pero es evidente que el nuevo proyecto tiene que cimentarse obligatoriamente sobre él.

Falcao es otra cosa. Un depredador del área, que no es poco. El Tigre, le apodan. Y ayer, en el estreno liguero ante los suyos, asestó tres zarpazos que definen su estilo y maneras. Ya había exhibido su arma más poderosa el remate de cabeza ante el Celtic en la Liga Europa, así que ayer afiló las botas y firmó uno con la zurda, el primero, y dos con la diestra. Para abrir la cuenta recibió la pelota en el área pequeña, hizo un aclarado marcha atrás buscando el espacio y engatilló con la izquierda un disparo seco y raso. El segundo fue un penalti de manual, ejecutado mediante una paradinha impecable. Y en el tercero, obra culmen de la tarde, mostró el ángulo felino más bello y elegante cuando sorteó la salida de Toño con un toque sutil que hizo volar el balón, en perfecta parábola, hacia la red.

Para entonces, el Atlético ya había amarrado el triunfo, lo que le permitió a Manzano dosificar a Diego, Reyes y al propio Falcao. La ausencia del brasileño desató uno de los pocos nudos hasta entonces enredado, el formado por Reyes y Turan. Teóricamente destinados a ocupar una banda cada uno, se juntaron frecuentemente, casi siempre en la izquierda, provocando algunos atascos sin consecuencias por la escasa fe defensiva del Racing. En la segunda parte, el turco retrasó su posición, tomó la batuta y el fútbol atlético, a favor de corriente, fluyó.

El cuarto gol premió la entrega de Adrián y la generosidad de un grupo que presionó a los cántabros hasta el final. Como fieras.

Atlético de Madrid: Courtois; Perea, Miranda, Domínguez, Filipe Luis; Tiago, Mario Suárez, Diego (Adrián, m. 46); Reyes (Juanfran, m.

75), Falcao (Pizzi, m. 68) y Arda Turan.

Racing de Santander: Toño; Francis, Álvaro, Osmar, Domingo Cisma; Arana (Ariel Nahuelpan, m. 66), Adrián (Edu Bedia, m. 67), Tziolis, Luque (Óscar Serrano, m. 46); Stuani y Lautaro Acosta.

Goles: 1-0, m. 24: Falcao, de disparo junto al poste tras una bonita acción entre Arda Turan y Reyes. 2-0, m. 36: Falcao, de penalti. 3-0, m. 56: Falcao eleva el balón por encima de Toño tras un pase magnífico de Arda Turan. 4-0, m. 78: Adrián cabecea un centro medido de Arda Turan.

Árbitro: Iglesias Villanueva (C. Gallego). Amonestó a los locales Mario Suárez (m. 31) y Reyes (m. 72).

Incidencias: partido correspondiente a la cuarta jornada de Liga en Primera División, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 40.000 espectadores