Publicado: 20.12.2015 22:47 |Actualizado: 20.12.2015 22:47

El Atlético de Madrid se deja el liderato en Málaga

El equipo andaluz vence a los rojiblancos (1-0) con un gol de Godín en propia puerta, después de desviar un tiro de Charles. Los rojiblancos jugaron con uno menos desde el minuto 55 tras la expulsión de Gabi.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Jugadores del Málaga y el Atlético de Madrid, discuten en presencia del colegiado, Mateu Lahoz.EFE/Jorge Zapata.

Jugadores del Málaga y el Atlético de Madrid, discuten en presencia del colegiado, Mateu Lahoz.EFE/Jorge Zapata.

MÁLAGA.- Un gol en propia meta de Diego Godín, que rechazó contra su meta un disparo desviado del brasileño Charles, en el minuto 86, dio la victoria al Málaga y dejó sin liderato al Atlético de Madrid, que no firmó un buen partido y jugó más de media hora con uno menos, al ser expulsado por doble amonestación Gabi.

El equipo malagueño empezó mandando y señalando cuál iba a ser su posición hoy en el partido. Presión en el centro del campo con Camacho y Recio y tres delanteros Amrabat, Cop y Charles, y fue éste, el brasileño quien tuvo la primera ocasión en el minuto 5 con un disparo raso tras rechace de un defensor, que frenó Oblak, con una gran intervención.

Al Atlético de Madrid le estaba costando entrar en juego, ya que ni Gabi ni Koke, podían con el entramado impuesto por el técnico Javi Gracia, en la medular, con Camacho, inmenso, que le ofreció un pase a Charles, que cruzó excesivamente el lanzamiento cuando estaba solo delante de Oblak.



El encuentro transcurría sin excesivas novedades, con un Atlético de Madrid sin tirar a portería en 33 minutos y un Málaga, despierto, respetuoso, pero sin miedo, con opciones atacantes variadas, aunque sin llegar con mucho peligro. La primera vez que lanzó a portería el conjunto rojiblanco fue en el 34 con una falta del delantero belga Carrasco, que paró Kameni.

El Málaga bajó su presión y le ofreció el balón a los visitantes para intentar jugar al contragolpe con la velocidad de las bandas y el oportunismo de Cop y Charles, que volvió a tener otra oportunidad calcada a la anterior, pero entre Oblak y Juanfran, sacaron el balón en la línea de gol en el minuto 37.

El entrenador del Atlético de Madrid, el Cholo Simeone, no estaba contento con el rendimiento de sus puntas, y dejó en el vestuario al argentino Vietto, con una amarilla, sustituido por Fernando Torres.

Algo de mordiente le dio el cambio, porque lo que no había hecho en los 45 minutos anteriores, un centro de Carrasco por la derecha y en dos tiempos Kameni, se hizo con el balón.

La expulsión de Gabi, clave

Las áreas, ambas, estaban inéditas y el balón circulaba por el centro hasta que llegó una chiquillada de Gabi, que cortó un ataque malaguista con la mano, viendo la segunda amarilla en el minuto 55.

Pero el Atlético de Madrid no se descompuso y Griezmann, probó fortuna desde fuera del área, interviniendo Kameni. El Málaga dominaba, aunque sin resultado, con alguna acción esporádica de Cop.

No había ocasiones en 25 minutos de la segunda parte, algún centro al área del Málaga sin rematador, pero Torres, tuvo el 0-1, en una jugada personal, tras driblar a varios contrarios, pero su disparo lo adivinó con los pies Kameni, al igual que posteriormente se anticipaba el malaguista Miguel Torres, cuando iba a disparar.

Los entrenadores hacían cambios, pero el resultado seguía intacto hasta que en el minuto 41, un centro de Amrabat, lo remató desviado Charles, con la fortuna para el Málaga de que el balón rebotase en la bota de Godín, descolocando a Oblak.

El Málaga supo guardar el resultado en los últimos minutos, ante un Atlético impotente, que no aprovechó el partido aplazado del Barcelona para alcanzar el liderato en solitario.