Público
Público

El Atlético toma ventaja

Los de Quique se imponen por la mínima al Espanyol. El Sevilla gana al Málaga (5-3) en un partido de locos. Victorias de Getafe y Almería

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

De Gea valió por dos, lo contrario que Diego Costa. A los 58 minutos, el portero anuló el empate del Espanyol en un remate en el que Osvaldo tenía las de ganar. Once minutos después, Costa confesó su incapacidad. Sólo frente a la portería, no terminó un gol que era suyo. Y entre medias apareció Agüero, que jugó con un orgullo descomunal entre los charcos. Hizo varias jugadas en las que desnudó a sus oponentes. Sólo le faltaron alianzas para terminar tanto fútbol. Pero Diego Costa, que sustituyó al lesionado Forlán, jugó en una categoría menor.

La noche hizo trampas a Osvaldo, que llegó al área y no volvió con una sola bala al vestuario. Pero salió amargado del estadio, cansado de soportar a un portero como De Gea, que no se rinde ni en el suelo. El Espanyol tuvo varias veces el empate en la segunda parte. Pero anoche el gol estuvo carísimo para el Espanyol y Pochettino acabó pegando patadas a las botellas de agua.

El Atlético jugó con más valor en la primera parte, en la que encontró el gol en un penalti confuso. Lo transformó Simao, cuya productividad ha ascendido esta última semana, en la que se despide. La hinchada le premió con tanta emotividad que ya nadie duda de su marcha. Pero a raíz de su gol, volvió la incertidumbre de casi todos los días al Calderón. La culpa fue de Reyes, que dio un cabezazo a Dátolo que, a los 41 minutos, le sacó del partido. El Atlético se quedó con uno menos durante veinte minutos, el tiempo que Víctor Ruiz tardó en ver la segunda amarilla. Pero en la adversidad el Atlético fue un equipo responsable con un añadido: tiene a De Gea y a Agüero, que no sólo posee más talento, sino un orgullo que le saca de contexto. / ALFREDO VARONA

1- Atlético: De Gea; Ujfalusi, Perea, Domínguez, Filipe Luis; Assunçao, Tiago; Reyes, Simao (Raúl García, m. 84); Agüero (Fran Mérida, m. 91) y Forlán (Diego Costa, m. 14).

0- Espanyol: Cristian Álvarez; Chica, Amat, Víctor Ruiz, David García; Baena, Márquez (Callejón, m. 46); Verdú, Dátolo (Álvaro, m. 76); Sergio García (Forlín, m. 70) y Osvaldo.

Gol: 1-0 M. 32. Simao, de penalti señalado por mano de Amat.

Árbitro: Borbalán. Roja directa a Reyes (m. 41) por dar un cabezazo a Dátolo. También expulsó a Víctor Ruiz (m. 66) por doble amarilla. Amonestó a Agüero, Ujfalusi, Amat, Dátolo y Filipe Luis.

Calderón: 18.000 espectadores.

Un mal despeje, una cesión al portero de primaria, una ejecución del fuera de juego torpe, otro despiste en el saque del guardameta. De esta guisa fue el partido entre el Sevilla y el Málaga. Ante este panorama es más que lógico el resultado final. Ambos equipos tienen graves problemas para no dejar la portería a cero, por ahí se desaprovecha todo lo bueno que ejecutan en otras líneas del campo.

Los de Manzano cargaron con la pelota toda la noche, pero el Málaga la transportó hasta la red en cada contraataque de la primera mitad. 2-3 era el marcador al descanso. Poco o nada cambió en el segundo tiempo. Si acaso la entrada de Kanouté dio más claridad al ataque local bien acompañado por Romaric. La pareja de africanos cocinó la remontada ante un Málaga que se desangró por errores de parvulario en la zona defensiva. / ALBERTO CABELLO

Sevilla: Palop; Konko (Alexis, m.46), Cáceres, Escudé , Luna; Alfaro, Romaric, Zokora, Capel; Luis Fabiano (Kanouté, m.55) y Negredo (Rodri, m.75).

Málaga: Rubén; Manolo Gaspar, Malagueño, Weligton, Mtiliga; Sandro Silva, Recio (Torres, m.72); Quincy, Portillo (Fernando, m.66), Duda (Eliseu, m.56); y Rondón.

Goles: 1-0. M. 11. Alfaro marca a pase de Escudé. 1-1. M. 19. Rondón a pase Quincy. 1-2. M. 27. Rondón marca de nuevo después de gran jugada de Quincy. 2-2. M. 32. Negredo marca de cabeza. 2-3. M. 41. Quincy marca a centro de Rondón. 3-3. M. 65. Romaric desde fuera del área. 4-3. M. 80. Romaric de cabeza. 5-3. M. 81. Capel.

Árbitro: Iturralde. Amonestó a Luna, Gaspar, Alexis, Malagueño y Weligton.

Sánchez Pizjuán: 18.000 espect.

El sueño copero de Gordillo está muy lejos. Hoy se sentó en el palco por vez primera como presidente con la esperanza de salvar la maltrecha economía con un cruce con el Barcelona en cuartos. Pero la clasificación del Barça está por ver y la del Betis parece complicada. Tendrá que apelar a la magia de los Reyes para darle la vuelta a la eliminatoria en Getafe.

Sobre el césped, las fuerzas estuvieron igualadas. Pareció solventado el pleito después de los primeros arreones azulones, que mandaron a la lona al Betis con dos goles antes del descanso.  El Betis echó siempre en falta a Emaná, el eje sobre el que gravita su fútbol de ataque. Aún así, tuvo arrestos para levantase en el descanso y poner en apuros a los madrileños, demasiado relajados tras el cero a dos. Si el postrero tanto del Betis hubiera llegado antes, el Getafe habría pasado muchos apuros para llevarse el triunfo del Benito Villamarín. / A.R. CORTÉS

Betis: Casto; Isidoro, Belenguer, Dorado, Fernando Vega; Arzu (Ezequiel, m. 46), Beñat (Juande, m. 67), Salva Sevilla; Israel (Rodri, m.61), Jorge Molina y Rubén Castro.

Getafe: Ustari; Miguel Torres, Rafa, Marcano, Mané; Boateng, Parejo; Pedro Ríos (Casquero, m,82), Manu del Moral (Arizmendi, m. 64), Gavilán (Víctor, m. 75); y Miku.

Goles: 0-1. M. 27. Miku aprovecha un balón suelto tras el saque de un córner. 0-2. M. 35. Gran gol de Pedro Ríos desde fuera del área. 1-2. M. 87. Jorge Molina aprovecha un penalti cometido por Miguel Torres sobre Ezequiel.

Árbitro: Ayza. Mostró amarilla a Rodri y Boateng.

Villamarín: 15.000 espectadores.

En el partido de Ulloa, Webó sostuvo, con su gol casi sobre la hora, la fe en cuartos. Hasta entonces, el argentino y Almería al fina se habían encontrado. Han necesitado minutos y confianza para darse cuenta que el flirteo va en serio, que el punta es más de lo que imaginaban los que vivían en dudas.

En un partido de oportunidades, loco, con la extravagancia marcada en las defensas, hoy festivas, Ulloa se calzó un disfraz planchado a su medida. Puso el picante a la salsa, y fue el quehizo el balón de su posesión para confirmarse en su papel como starlette ante el gol; marcando y asistiendo. Pero el Mallorca se alistó al partido con prestancia. Víctor, uno de los de reemplazo, asumió los galones para irse al descanso con tablas. Pero amaneció Ulloa en el segundo acto para reforzar su talento y las tesis ofensivas de Oltra. Falta, con urgencia, el lifting defensivo. / ÁNGEL GARCÍA

Almería: Esteban; Lillo, Marcelo Silva, Carlos García, Jakobsen; Bernardello, Vargas; José Ortiz (Crusat, m. 62), Valeri (Kalu Uche, m. 62), Piatti; y Ulloa (Corona, m. 78).

Mallorca: Lux; Ratinho, Rubén, Crespí, Kevin; Joao Víctor, De Guzmán; Nsue, Víctor (Ramis, m. 90), Pereira; y Webó.

Goles: 1-0. M. 7. Ulloa, de penalti. 1-1. M. 22. De Guzmán, de volea desde el borde del área. 2-1. M. 29. Ulloa remata de cabeza un centro de Valeri. 2-2. M. 44. Víctor, a la contra. 3-2. M. 65. Kalu Uche, de cabeza en plancha. 4-2. M. 72. Ulloa, en el segundo palo, a pase de Crusat. 4-3. M. 88: Webó aprovecha un error de Carlos García.

Árbitro: F. Teixeira. Amarillas a Jakobsen, Crusat, Joao Víctor, Víctor, y Pereira.

Juegos del Mediterráneo: 6.000 espectadores